Miércoles, 20 Mar,2019
Judiciales / MAR 15 2019 / hace 5 días

Sentenciada a dos años y ocho meses de prisión por vender estupefacientes

Según la Fiscalía, la afectada pertenecía a una banda criminal de Quimbaya dedicada al expendio de sustancias ilegales.

Sentenciada a dos años y ocho meses de prisión por vender estupefacientes

Yuri Alejandra Carmona Quintero estuvo custodiada por una funcionaria del Inpec durante la audiencia de lectura de sentencia.

El Juzgado Tercero Penal del Circuito de Armenia condenó este viernes a dos años y ocho meses de prisión a Yuri Alejandra Carmona Quintero por el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes. Además, deberá pagar al sistema judicial 689.455 pesos. 

El abogado defensor apeló el hecho de que la jueza no ordenara prisión domiciliaria teniendo en cuenta que la ciudadana es madre cabeza de familia. 

Ante esto, la autoridad judicial dijo que eso no lo lograron demostrar en los estrados. El defensor cuenta con cinco días hábiles para sustentar ese recurso.

Recomendado: Condenados los responsables del homicidio de Ómer Orlando Torres

Debido a que la afectada con la decisión del despacho está detenida desde el 28 de mayo del 2018, la juez ordenó que el tiempo que lleva privada de la libertad sea descontado de la pena que le impuso. Lo que indica que de esos 32 meses ha purgado 9 meses y 15 días, le faltaría cumplir 22 meses y 15 días de condena.

 

Investigaciones 

Los investigadores establecieron que desde el 6 de octubre de 2016, Yuri Alejandra Carmona Quintero se movilizaba en una moto negra acompañada de un hombre para vender drogas ilegales en la zona de tolerancia de Quimbaya. 

Además, también descubrieron que comercializaba cocaína y bazuco en su casa, en esa misma localidad. 

Según el ente acusador, lo hacía para un grupo criminal de esa zona.

Le puede interesar: Los capturaron para que cumplan penas por tráfico de estupefacientes

Durante las audiencias de control de garantías, luego de que fuera capturada, la mujer no aceptó los cargos, pero en la diligencia en la que iba a ser acusada, cambió de posición y decidió allanarse a los cargos, mediante un preacuerdo con el ente acusador. 

Debido a eso, la medida privativa de la libertad en un establecimiento carcelario se la cambiaron por prisión domiciliaria, pero ahora deberá volver de nuevo a la cárcel.

Esa aceptación de cargos ayudó para que no la juzgaran como coautora, sino como cómplice del mencionado punible, explicó la jueza.


Redacción 
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net