Lunes, 23 Sep,2019
Salud / AGO 30 2019 / hace 3 semanas

¿Ser optimista podría generar una vida más larga?

Los autores creen que los optimistas se adhieren a un estilo de vida saludable con más frecuencia y, aumentan sus esperanzas de vida.

¿Ser optimista podría generar una vida más larga?

El optimismo también estaría relacionado con el buen dormir.

Médicos estadounidenses han identificado una conexión entre la cosmovisión y la esperanza de vida. De acuerdo a una investigación publicada en Pnas, los hombres y mujeres que eran más optimistas tenían una esperanza 11% y 15% más alta, respectivamente. El estudio se realizó en dos muestras con la participación de 1429 hombres y 69744 mujeres.

La esperanza de vida en los países desarrollados está en constante crecimiento y muchas más personas viven hasta los 85 años. Los estudios han demostrado que la alta esperanza de vida está asociada no solo con factores genéticos, sino también con factores psicosociales. En particular, las personas optimistas tienen menos probabilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares y pulmonares

Vea también: Adultos mayores que hablan con sus amigos tendrían menor riesgo de sufrir demencia

El optimismo no solo reduce el riesgo de enfermedades graves, sino que también la probabilidad de muerte prematura. Pero aún no se habían realizado estudios sobre la relación entre optimismo y esperanza de vida. Por eso, un equipo de médicos bajo el liderazgo de Lewina O. Lee de la Universidad de Boston decidieron verificar si existe tal relación estadística.


Dos grandes estudios

Los autores utilizaron dos muestras: una del Estudio de Salud de Enfermería y otra del Estudio de Envejecimiento Normativo realizado por el Departamento de Asuntos de Veteranos de EE.UU., un estudio de enfermeras que comenzó en 1976.

Asistieron 121 mil personas que completaron cuestionarios cada dos años, incluidas aquellas relacionadas con su estilo de vida, comportamiento y enfermedades. En 2004, las mujeres se sometieron a pruebas psicológicas, con la ayuda de las cuales se evaluó su visión del mundo, incluido el optimismo. 

Lea también: Controlar la presión arterial puede ayudar a tener una mejor salud cerebral en la vejez

Los autores utilizaron los datos de esta encuesta y dividieron a los participantes en cuatro grupos según el nivel de optimismo. Luego rastrearon la mortalidad de los participantes en el experimento hasta 2014. Como resultado, seleccionaron 69.744 mujeres que participaron en el las pruebas de optimismo.

Paralelamente, se realizó un estudio sobre el envejecimiento normativo desde 1963 y en él participaron 2.280 hombres. En 1986, fueron probados, durante los cuales se investigó el nivel de su optimismo.

Los autores rastrearon la mortalidad en la cohorte hasta 2016 y seleccionaron a 1.429 personas que fueron evaluadas de acuerdo a su visión del mundo. Dividieron a los participantes en cinco grupos según el nivel de optimismo. Los autores dividieron la muestra en cinco grupos, no cuatro, porque sus pruebas utilizaron un rango más amplio de calificaciones que las pruebas de las enfermeras.

Para evaluar si el optimismo afecta la esperanza de vida, los científicos utilizaron el Modelo de Prueba Acelerada, AFT. Y utilizando el análisis de regresión múltiple, los autores calcularon la razón de momios entre el nivel de optimismo y la esperanza de vida de los participantes. 

Le puede interesar: Controlar la presión arterial puede ayudar a tener una mejor salud cerebral en la vejez

Resultó que las enfermeras más optimistas vivieron en promedio un 15 % más que los participantes del estudio más pesimistas. En los hombres, los resultados fueron similares: los optimistas vivieron un 11 % más que los pesimistas.


La ventaja de ser positivo

Los investigadores calcularon la razón de momios —RM— entre el nivel de optimismo y la esperanza de vida de aquellos participantes que alcanzaron los 85 años al final de las observaciones. Se trató de 1.3045 mujeres y 1.117 hombres. Para los más optimistas, en comparación con los de mentalidad más pesimista, la SG fue de 1.5 para las mujeres y 1.7 para los hombres.

Los autores creen que los optimistas se adhieren a un estilo de vida saludable con más frecuencia que los pesimistas y, como resultado, aumentan sus esperanzas de vida. Las personas optimistas generalmente tienen suficiente confianza para lograr sus objetivos, por lo que los investigadores creen que les es más fácil desarrollar hábitos saludables, ajustar sus objetivos si no son alcanzables y resolver problemas de manera más eficiente que los pesimistas

Recomendado: Prevención, la mejor ayuda para disminuir brecha de atención en salud mental

Otra explicación puede ser que los optimistas no reaccionan emocionalmente ante situaciones difíciles y se recuperan más rápidamente después de un estrés grave en comparación con las personas más pesimistas.

Recientemente, los médicos han encontrado una conexión entre la cosmovisión y la calidad del sueño. Las personas que se consideran optimistas tenían un 31 % más de posibilidades de dormir bien que los pesimistas.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net