Inicio / Al descubierto / SEP 14 2020 / 1 semana antes

Silvana Agudelo y Brandon Hortúa, con paso firme por el Cuyabrito de Oro

Favorito

Autor : Héctor Javier Barrera Palacio

Silvana Agudelo y Brandon Hortúa, con paso firme por el Cuyabrito de Oro

Silvana Agudelo y Brandon Hortúa esperan sorprender al jurado con su baile.

La pareja se preparó durante 3 meses para el evento. En su baile interpretan al Chavo y a la Chilindrina. 

Con la reconocida vestimenta del Chavo del 8 y de la Chilindrina, Silvana Agudelo Hortúa y Brandon Guerrero Rivero, de 11 y 12 años de edad, respectivamente, bailan al ritmo de polca, teniendo como fondo la ronda infantil La iguana tomaba café. 

Su baile se mezcla con algo de actuación en la que estos bailarines se ven tan alegres e inocentes como los personajes a los que representan. Al Chavo le da la ‘chiripiorca’ y entonces la Chilindrina, conociendo el remedio, va por agua y se la tira en la cara. Al reaccionar, ambos discuten. El show continúa para rematar, en medio del baile, con una vuelta en la que ella queda a punto de iniciar uno de sus conocidos berrinches. 

 Estos chicos se prepararon durante 3 meses en los que ensayaron el baile con 3 ritmos. La primera hace parte del montaje ya descrito, que es un juego en la vecindad entre esos 2 personajes que se robaron el corazón de los televidentes del mundo entero. 

“Se trata de representar la tradición, en este caso desde la danza folclórica y desde la polca con personajes que son íconos en el mundo y que enseñan tantos valores. Lástima que ya no se transmite el programa”, aseguró Víctor Hugo López Henao, quien ha estado orientando los pasos de estos niños. 

La otra danza en la que han ensayado incansablemente es una carranga propia de Boyacá y titulada Las diabluras. Por último, esta pareja de pequeños bailarines se preparó también con un pasillo que alude el festival de velas y faroles de Quimbaya, como una manera de mostrar lo propio de la región en su presentación. 

Silvana y Brandon son de Calarcá, tierra en la que también se les despertó el amor por el arte y la cultura, como a muchos de sus reconocidos coterráneos. Ellos anhelan dejar en alto el nombre de Quindío y ganar el primer puesto del 19 Festival Cuyabrito de Oro en la modalidad de baile. Su debut será a las 4 p. m. del próximo 20 de septiembre en un evento que, por primera vez, se hará de manera virtual a causa de la pandemia. 

Le puede interesar: Himno al túnel de La Línea, un trabajo entre madre e hija

 

Llevan el baile en las venas 

Aunque los chicos son nuevos en estos espectáculos, no lo son bailando, pues Silvana lo hace desde hace 8 años, cuando empezó a ver esa pasión en su madre y en otros jóvenes cercanos. El baile fue como un amor a primera vista y para conquistarlo comenzó a recibir clases en la casa de la cultura de la ‘Villa del Cacique’. Durante este tiempo se ha encariñado tanto con el arte de danzar que ahora su proyecto de vida está centrado en convertirse en una bailarina profesional y sigue dando ‘pasos’ para lograrlo. 

Algo parecido le pasó a Brandon hace 5 años, cuando empezó a ver bailar a sus seres queridos, como locos, en las fiestas familiares. Eso le despertó su interés por este arte y llegó por causalidades de la vida a la misma parte que Silvana. Sin planearlo, terminaron siendo pareja de aventuras dancísticas. 

Pero además, él es un amante del arte en todas sus manifestaciones, pues pinta e interpreta instrumentos musicales. Aunque no sabe con certeza a cuál de esas aficiones se va a dedicar, sí tiene claro que lo que haga estará relacionado con lo artístico. 

A ellos se les nota la pasión por lo que hacen y se debe, en gran medida, al entrenamiento moral, artístico y humanista que durante 3 meses les ha dado López Henao, quien también es el creador de la coreografía. “La idea es que ellos bailen como niños y no como grandes a nivel técnico y de comportamiento. Lo que busco es que disfruten la danza, que se la gocen y no que se preocupen por detalles técnicos”, aseguró el profesor. 

Para López Henao está claro que el baile debe ser una herramienta para lograr mejores sociedades. “Uno de nuestros objetivos es utilizar el arte como medio para hacer personas más útiles socialmente. No solo es bailar, sino que la danza nos permite trabajar en equipo y ser más sociables, respetuosos y tolerantes”. Silvana lo confirma al decir que con el profesor también ha aprendido a ser buena persona. 

 

Dosis de felicidad en cada paso

Al bailar, estos pequeños se desconectan de la cotidianidad y permiten que la alegría invada sus espíritus de tal manera que no tienen espacio para la tristeza ni las preocupaciones de la vida moderna. 

“Me siento muy alegre de hacer lo que más me gusta, se siente de verdad algo muy hermoso, es una sensación que me encanta”, aseguró Silvana Agudelo Hortúa, a lo que su mentor añadió: “Cuando se hace sin ninguna pretensión, solo por el disfrute y por la lúdica, se transmite esa felicidad”. 

Durante la pandemia han trabajado arduamente para comprenderse, como por inercia, a la hora de actuar en el escenario. “En el proceso de preparación para participar en la versión 19 del Cuyabrito de Oro nos hemos sentido muy cómodos y hemos aprendido a amar la danza con disciplina, esfuerzo y dedicación”, aseguró Brandon. 

Estos bailarines ensayan durante 2 horas al día, sin embargo, en sus ratos libres también siguen el ritmo de la vida con otras actividades. Por ejemplo, a Silvana, que cursa sexto de bachillerato, le encanta patinar y estar con su familia y con sus amigos en esa ‘danza del compartir’ las vivencias y los afectos. Mientras que Brandon, quien cursa séptimo, también es youtuber, le pone retos a sus seguidores y con su jovial forma de ser les cuenta sobre los bailes que práctica. 

 

 


Temas Relacionados: Cuyabrito de oro Quindío Danza Cultura

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net