Martes, 18 Feb,2020
General / OCT 26 2014 / hace 5 años

Terapias del lenguaje con arte y literatura

Terapias del lenguaje con arte y literatura

Cada mañana los libros dan la bienvenida a 20 personas entre niños, niñas y adultos al consultorio de Fonoaudiología. Ellos con sus historias, letras, imágenes y ritmos alegran e invitan a cada uno de los asistentes a involucrarse a los mundos propuestos de distintos autores colombianos y extranjeros.  

Este es el caso de la Fonoaudióloga Erika Andrea Currea Toro, quien con su experiencia y amor une la terapia de lenguaje con el arte y la literatura. 

Desde hace 8 años ella decidió dar un vuelco a la terapia tradicional, se dio cuenta que la literatura infantil no era ajena al contexto clínico y que cada vez que los usuarios interactuaban con los libros se observaban cambios significativos en la creatividad, memoria, atención, comprensión de lectura, lenguaje comprensivo y expresivo, además involucra las artes plásticas y la música  porque considera que este tipo de interacción genera un impacto positivo en cada uno de ellos y ellas.

Cada semana sin falta lleva 10 libros de la sala de lectura infantil del Parque Museo Quimbaya – Área Cultural del Banco de la República, para poner a disposición de sus pacientes, sin dejar de realizar las preguntas de costumbre: ¿Qué nuevos libros han llegado? ¿conoces sobre historias que ayuden a superar dificultades? ¿Qué has leído de nuevo sobre literatura y animación lectora? ¿Alguien que necesite ayuda? también cada semana con una sonrisa cuenta sobre el avance de sus pacientes, primera infancia, jóvenes y adultos mayores con diferentes patologías. 

 

¿Cuál es  la relación  de un tratamiento de fonoaudiología a la literatura infantil?
“Pues es más sencillo de lo que parece, primero a los padres de familia les doy toda la información del tratamiento que recibirán sus hijos y la responsabilidad del mismo. Para mí es muy importante que ellos sean parte activa del proceso de recuperación, están casi el 50% del tiempo con ellos, en ocasiones exigen que sus hijos sean lectores con una comprensión de lectura perfecta, pero uno indaga y escasamente los padres leen los letreros que hay en el espacio público, otros escriben solo para enviar o responder mensajes por celular y es ahí cuando el contexto familiar es carente en la interacción con la lectura y escritura.

Luego de la sesión de tratamiento, las familias participantes se direccionan a la biblioteca del Banco de la República para que los niños y niñas asistan a los diversos talleres que se ofrecen en el transcurso del mes, y que no tienen costo alguno, en este lugar he encontrado mucho apoyo, no solo para los niños y niñas sino para toda la familia con programas como Escuela en casa, encuentro con padres y docentes, talleres para madres comunitarias, entre otros talleres muy interesantes.”  

 

Niños lectores

Diana Paola Quintero Sánchez


Desde niña la literatura me atrapó, mi mamá y mi hermana siempre trataron de que me interesara en la literatura. Yo aprendí a leer en la sala de lectura del Banco de la República, también aprendí de lugares mágicos, de seres únicos.  Desde que tengo memoria mi mamá me llevó a ese lugar, y lo he visto transformarse con el tiempo, ahora las estanterías ya no son gigantes, ahora puedo alcanzar el libro que quiero, ahora puedo llevarlos a leer a casa, ahorré y ya tengo carné, hay flores nuevas, nuevas caras, muchas actividades, y he logrado hacer nuevos amigos.

Ahora puedo ir pocas veces a la biblioteca, mi madre está enferma y soy yo quien cuido de ella, he cambiado de colegio, tengo más tareas, horarios más largos, pero siempre tengo un libro conmigo,  algo que me saque de la rutina en que a veces se vuelve la vida, llevo conmigo las mejores historias, los mejores ejemplos, me acompaña Jimmy Liao, que me hace ver lo bello de la soledad, la importancia de los abrazos, los bellos lugares que dibuja, su historia de vida me fortalece, porque mi mamá también enfermó como él, y él logró mostrarme las cosas buenas de lo malo que nos sucede, de lo que no podemos cambiar, ahora tengo 14 años, tengo una madre a la cual cuidar,  una hermana que me visita y un papá  que a veces me recuerda, vivo en un barrio que mis compañeras denominan peligroso, creo que hay más peligro en la gran ciudad que a veces me produce miedo. 

Me gustan las historias de  Jimmy Liao, Abrazos, El sonido de los colores, Mi lugar en el mundo,  desencuentros, Hermosa soledad, El monstro que se comió la oscuridad.  El libro que no puedo dejar de recomendar es El Principito de Antoine de Saint-Exupéry.

Yo he visto muchas cosas que los adultos no pueden ver, cada vez las veo menos, seguro porque tengo más años, por eso es importante leer El Principito, y releerlo de ser necesario, yo no quiero dejar de ser niña,  necesito la fuerza que las historias me dan para afrontar las responsabilidades, me gusta como veo el mundo, creo que la paz es posible porque depende de cada uno de nosotros.

 

Tomás Narváez López


Es inteligente, disciplinado y tierno, aprendió a sostener conversaciones en las que se hacía comprender a los 18 meses. Siempre le ha gustado leer pero ahora lo hace con más frecuencia desde que su familia está radicada en la ciudad de Armenia. Tomás encuentra un mundo fascinante en los cómics,  también le gusta la literatura de suspenso sin dejar de lado su libro favorito El gato del mago. A Tomás también le encanta la  tecnología pero siempre abre un espacio para la literatura, es muy atento a los detalles de cada libro,  a  sus personajes,  a la forma que los describen.  

Desde que encontró esa conexión tan especial con la literatura amplió su vocabulario, es más elocuente,  se cuestiona mucho más sobre el porqué de las cosas, deja volar su imaginación, y crea personajes inimaginables, la literatura ha aportado muchísimo en su formación, y cada vez es más pilo. Tiene ocho años, ha leído cerca de 30 libros en lo corrido del año y todavía le falta mucho por leer! Su libro favorito es El gato del mago,  porque según dice Tomás, “Uno nunca sabe en que lo puede convertir a uno un mago.”

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net