Inicio / Ciencia y Tecnología / JUL 26 2020 / 1 semana antes

Termómetro láser, ¿un riesgo?

Favorito

Autor : Diego Arias Serna

Termómetro láser, ¿un riesgo?

En esta época de pandemia es común que aumente la circulación de noticias falsas. Sino se indaga sobre ellas, se vivirá en zozobra y eso no es saludable.

L a COVID-19 ha dejado unos 15.5 millones de infectados y más de 630.000 fallecidos en el mundo. De esa cifra, Colombia tiene unos 230.000 contagiados y cerca de 7.700 defunciones. Hay que decir también que el país presenta cerca de 110.000 recuperados. Por otra parte, el departamento del Quindío tiene 226 infectados, así como 4 extintos. 

Dos de los países con más contagiados y muertos son EE. UU. y Brasil, donde sus presidentes han tenido una actitud de negar la existencia de la pandemia.

Desde el inicio del virus se ha dicho que una de las manifestaciones de las personas contaminadas, es su aumento de la temperatura; así que quienes tengan más de 37 grados Celsius —37ºC—, potencialmente podrían estar infectadas. Por eso, una medida adoptada para ingresar a centros comerciales, por ejemplo, es la medición de la misma.

Esa condición cambia según la persona, la edad, las actividades y el momento del día. Aunque, como ya se dijo, es de alrededor de 37ºC, hay estudios que señalan que puede estar entre 36.1 y 37.2ºC. Si al medirla indica por encima de 38ºC, casi siempre se manifiesta la fiebre y se puede decir que quien arrojó ese resultado está infectado. Por supuesto que debe ser sometido a otras evaluaciones y manifestar otros síntomas para estar seguro del diagnóstico.

El origen de este artículo se debió a 2 hechos: el primero, porque en las redes sociales circulan videos que ‘alertan’ sobre el daño que hace al cerebro y los ojos cuando se mide la temperatura con termómetros láser. El segundo hecho, fue porque en estos días, cuando, quien escribe, ingresaba a un centro comercial, coincidió con 2 mujeres que estaban adelante. Por la edad, asumí que eran madre e hija. 

¿Por qué temerle al termómetro láser?

Cuando el vigilante quiso medirle la temperatura a la madre, ella inicialmente puso resistencia y manifestó que no se dejaba tomar con esa ‘pistola’ —termómetro láser—. La hija intervino y le explicó que no pasaba nada. Al final accedió para poder ingresar al lugar. Como ya conocía el video que advierte sobre el supuesto daño de los termómetros láser, pensé que era conveniente explicar cómo operan realmente los mismos.

Tradicionalmente la temperatura corporal se ha medido por contacto físico del termómetro clínico, sin embargo, con el desarrollo de la ciencia y la tecnología, se implementaron los medidores sin contacto con el cuerpo, como es el caso de los mal llamado termómetros láser, porque en realidad estos dispositivos no necesariamente tienen un láser. Para evitar confusión, debiera más bien llamarse termómetros infrarrojos, porque se basan en el hecho de que los cuerpos calientes emiten esta radiación.

El infrarrojo es una onda electromagnética que tiene una longitud de onda del orden de 5x10 elevado a la menos 12, es decir, tiene una frecuencia superior a la usada en la tecnología 5G, que también ha sido objeto de ‘información’ engañosa o falsa. El infrarrojo es una señal que emiten los cuerpos calientes o que tienen una determinada temperatura. El cuerpo humano, al tenerla, emite radiación infrarroja, y es lo que detecta el medidor. 

El dispositivo, usa un sistema electrónico que convierte esa señal de infrarrojo en su equivalente en temperatura. Por lo tanto, el conocido como termómetro láser no necesariamente tiene incorporado un láser. Pero sí es cierto que algunos de estos termómetros si tienen un apuntador láser. Son aquellos de uso industrial o para medir la temperatura de sitios que tiene dificultades para accederlos. 

En este caso, el apuntador láser sirve para ubicar el punto al que se le quiere medir qué señal de infrarrojo emite, y no se deben usar en seres humanos. Los otros medidores de infrarrojo se conocen como termómetros timpánicos y los escáneres térmicos. Los primeros miden la radiación de la membrana timpánica y dentro del canal auditivo.

Recomendado: 
¿Se podrá detener el avance de la COVID-19?

 

Se mide la temperatura corporal en masa 

Por otra parte, los escáneres térmicos se usan para medir la temperatura de una persona a una distancia entre 3 y 15 metros, superior a los termómetros láser que usan en centros comerciales o la banca, y detectan la temperatura en la frente o la sien. Estos termómetros se usan en la detección a un grupo de personas y son los que ya se utilizan en algunos aeropuertos, y seguramente se implementarán en lugares donde haya aglomeración, siendo de gran ayuda para detectar qué personas del grupo tienen fiebre, lo que permitirá seleccionar a posibles infectados con la COVID-19.

Además, si hay cámaras, se sabrá quiénes estaban cerca, lo que facilitará controlar la transmisión la enfermedad. Desarrollos científico-tecnológicos como el mencionado, son una muestra de la importancia de la ciencia para el bienestar de la sociedad. El termómetro láser, además de no usar un láser, en algunos casos tienen un led rojo que sirve para señalar el punto a medir del cuerpo y no tiene ningún peligro, siempre y cuando no se apunte a los ojos. 

También están usándose las cámaras de video digital que ven en el infrarrojo. Se usan en hospitales y en satélites para estudiar la superficie de la tierra, por ejemplo. Es posible generar imágenes a color de un rostro humano usando la radiación infrarroja. Las zonas de color rojo son las más calientes, y las más frías —como la punta de la nariz— son azules. Seguramente será otra forma de diagnosticar el estado de salud de una persona.

Sienta el infrarrojo y no crea en tanta información falsa

En síntesis, no se puede creer en tanta información falsa que circula en las redes sociales. Hay que indagar la veracidad de lo que se dice. Por fortuna, las ciencias aclaran tantas dudas que tiene la gente, no sólo sobre la COVID-19, sino sobre muchas otras cosas. Debemos recordar que el siglo XXI es el del conocimiento, pero fluyen las mentiras que confunden.

Para quienes desean sentir la radiación infrarroja, haga el siguiente ejercicio: prenda fuego, con cuidado, y siéntese cerca, puede cerrar los ojos y percibirá el calor que llega al rostro y en particular a los párpados. Ese calor es la radiación infrarroja y la detecta los párpados porque son más sensibles a esta radiación electromagnética.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net