Lunes, 18 Nov,2019
Salud / JUN 21 2019 / hace 4 meses

Trabajar un solo día a la semana, ¿podría mejorar la salud mental?

El análisis mostró que incluso el empleo mínimo se asocia con tasas más altas de salud mental que ningún trabajo. 

Trabajar un solo día a la semana, ¿podría mejorar la salud mental?

Foto : Pixabay

Los investigadores analizaron datos sobre casi 85 mil personas británicas en edad de trabajar y encontraron que, en comparación con la falta de trabajo, la semana laboral mínima —hasta ocho horas— puede proporcionar bienestar mental. La investigación, publicada en Social Science and Medicine, puede ser útil para prevenir las consecuencias que la automatización puede tener en la salud humana.

El trabajo contribuye enormemente a la vida y la salud —tanto física como mental— de una persona, y muy a menudo el estrés causado por condiciones laborales desfavorables puede tener un efecto negativo en su bienestar. Por ejemplo, las funciones cognitivas pueden deteriorarse debido a los turnos nocturnos y la falta de sueño, y el trabajo mental intenso aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. 

Vea también: Maltrato a adultos mayores podría ser causado por síndrome de colapso del cuidador

Al mismo tiempo, el desempleo también puede tener un efecto negativo en la salud. Por eso es importante encontrar un cierto equilibrio entre las condiciones estresantes causadas por el cambio de trabajo y el desempleo, el momento óptimo del trabajo remunerado para la salud humana.


El tiempo óptimo de trabajo

Los científicos decidieron hacer esto bajo la guía de Daiga Kamerāde de la Universidad de Cambridge. Analizaron los datos recopilados durante nueve años —de 2009 a 2018— como parte del proyecto de Estudio Longitudinal de Hogares del Reino Unido: casi 85,000 personas entre las edades de 16 y 65 años fueron incluidas en la muestra. Para cada participante en la investigación, se proporcionó información sobre el empleo —disponibilidad de trabajo en general y el número aproximado de horas de trabajo por semana—, así como información sobre salud mental y satisfacción con la vida, que también se recopiló varias veces. Como variables secundarias, los investigadores tomaron en cuenta el sexo, la edad, el estado civil, la presencia de hijos, el ingreso familiar, una enfermedad diagnosticada y las responsabilidades de cuidar a un miembro de la familia

Lea también: Dejar de ser noctámbulo puede mejorar sus capacidades y estado emocional

El análisis mostró que incluso el empleo mínimo se asocia con tasas más altas de salud mental —y, como consecuencia, un menor riesgo de desarrollar una enfermedad mental— que ningún trabajo. Curiosamente, este efecto se observó entre las mujeres desempleadas y económicamente inactivas —las que no pueden trabajar debido a una licencia de maternidad, lesiones, enfermedad o atención de un familiar— y entre los hombres desempleados.

Para los hombres económicamente inactivos, se observó un efecto significativo en la mejora de la salud mental solo durante la semana laboral de 32 horas. En lo que respecta a la satisfacción con la vida, este indicador aumentó para los hombres desempleados y económicamente inactivos solo con una semana laboral de hasta 16 o más de 24 horas, y para las mujeres de 20 a 24 horas.


Ocho horas

Con respecto a la óptima semana laboral para la salud mental de las personas que ya trabajan, los investigadores no lograron encontrar correlaciones importantes. En comparación con la semana laboral estándar —de 36 a 40 horas—, el trabajo a largo plazo no se asoció con una mejora en el estado mental. Al mismo tiempo, el trabajo de 8 a 16 horas se asoció con indicadores de salud mental más bajos para los hombres y se observó lo mismo para las mujeres que trabajaron más de 40 horas a la semana —nuevamente, en comparación con la semana laboral estándar de 36-40 horas—. 

Le puede interesar: Un 20% de latinoamericanos usa píldoras para dormir pese a afectar su sueño

A pesar de que los científicos no pudieron encontrar el número óptimo de horas de trabajo por semana para aquellos que ya están trabajando, mostraron que el empleo mínimo puede tener un efecto positivo en la condición de las personas desempleadas o económicamente inactivas. En este último es importante considerar el desarrollo actual de la tecnología. Según estudios recientes, del 9% al 47% de los empleos en los países desarrollados pueden perderse debido a la automatización. Es por eso que, puede ser necesario asegurar una cantidad mínima de tiempo de trabajo pagado, para el bienestar mental de los ciudadanos.

Una de las tasas más altas de fatiga en el lugar de trabajo se encuentra en Japón: en japonés, existe incluso el término "karoshi" —労 死—, que significa muerte repentina por fatiga. Para que los empleados excesivamente responsables no se queden en las tardes, causando daños a su salud, los ingenieros japoneses han desarrollado un dron especial, que ahuyenta a los miembros del personal que se quedaron, vuela hacia ellos al final de la jornada laboral y toca música.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net