Sabado, 16 Nov,2019
Economía / JUN 25 2019 / hace 4 meses

Turismo presionaría patrimonio natural; Quindío trabaja en ser destino sostenible

El director de la CRQ, José Manuel Cortés, presentó cifras de la incidencia del renglón económico. Secretaría de Turismo habló de la labor que adelantan desde hace cuatro años. 

Turismo presionaría patrimonio natural; Quindío trabaja en ser destino sostenible

El biólogo Luis Carlos Serna dijo que las actividades turísticas masivas que se generan por encima de las bocatomas representan un riesgo de carácter biológico.

En entrevista con LA CRÓNICA, el director de la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ, José Manuel Cortés, hizo un llamado al sector turístico a emprender acciones que propendan por la disminución de la presión sobre el patrimonio ambiental. La jefe de Promoción Turística del Quindío, Nora Isabel Bravo, expresó que desde hace 4 años trabajan para que el departamento se convierta en destino sostenible. 


Las estadísticas de la CRQ

El director de la corporación dijo que de acuerdo con datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, Quindío cuenta con 578.237 habitantes, según estimaciones se esperan para esta temporada turística la visita de 85.000 personas con lo que se tendrá un incremento de visitantes en el territorio de 14,6%.

Anotó que según históricos, los municipios más visitados por los turistas son Salento, Armenia, Filandia, Montenegro y Quimbaya, los cuales se surten de agua de los ríos Quindío, Roble, quebrada Buenavista, entre otros.

Recomendado: Situación de agua en Boquía, preocupante por posible contaminación

“Al revisar datos de la red hidrometeorológica de la CRQ y la evaluación regional del agua, se encuentra que para los meses de julio y agosto el índice de vulnerabilidad por desabastecimiento de agua para el río Quindío es muy alto, mientras que para el río Roble y quebrada Buenavista, es medio. Esto debido a diversas variables entre ambientales y antrópicas que coincide con la temporada seca más la presión del recurso por incremento de población flotante”.

Cortés expresó que en relación a residuos sólidos se puede tomar como referentes los municipios de Montenegro y Salento. 

“En febrero, en Montenegro se generan 671.940 toneladas y en junio —que es temporada alta turística— se generan 806.685 toneladas, dándose un incremento de 134.745 toneladas, que representa el 20%”.

Agregó: “Para Salento se da un incremento de 28.097 toneladas, ya que pasa de producirse en febrero 135.209 toneladas a 163.306 toneladas en julio, en términos porcentuales representa 20,7 %”.


Trabajo por la conciencia ambiental

La jefe de Promoción Turística del Quindío señaló que en este gobierno, desde hace casi 4 años, vienen buscando la sostenibilidad y la certificación en turismo sostenible de los destinos y de los empresarios que son los prestadores de servicios turísticos. 

“Para poder obtener el Registro Nacional de Turismo, RNT, el empresario se compromete a tener una norma técnica de sostenibilidad, lo que implica que haya todo un tema de sensibilización, entonces por el lado de los empresarios que han seguido al pie de la letra este proceso, ya tiene inmerso dentro de su funcionamiento una política ambiental”. 

“Por otro lado estamos acompañando fuertemente en la certificación de destinos que nos faltan, avanzando satisfactoriamente con Quimbaya, Montenegro, Calarcá; mientras que Salento, Pijao, Filandia y Armenia que ya están certificados siguen en el proceso y con esa proyección”, añadió. 

Bravo relató que en las brigadas que se realizan también se hace sensibilización respecto al manejo adecuado de los recursos naturales, del agua y el manejo responsable de la energía eléctrica, la disposición adecuada de los residuos. “En eso estamos trabajando directamente con los empresarios en un proceso de mejoramiento continuo”. 

Le puede interesar: “Quindío proyecta turismo sostenible y cultural”: Carlos Montaño


“Turismo incrementa condiciones de afectación directa al agua”

El biólogo quindiano Luis Carlos Serna precisó que con el incremento del turismo se incrementan condiciones de afectación directa al agua. 

“Para intentar ser gráfico de lo que ha sucedido, el acueducto de Salento se proyectó hace 50 años, la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, Ptar, se proyectó hace 18, no ha funcionado al 100% y en este momento no se encuentra funcionando”. 

Anotó: “En ningún momento se proyectaron para la capacidad que hoy recibe Salento que es un municipio de 5.000 habitantes pero que le llegan entre 30.000 y 40.000 visitantes en un puente festivo o un fin de semana, lo que se genera es un gran colapso y termina vertiendo todo eso aguas arriba de las bocatomas de otros municipios”. 

Serna advirtió que el hecho de que se generen actividades turísticas masivas por encima de las bocatomas ya es un riesgo de carácter biológico para las personas que se abastecen de éstas. 

“Lo que vemos es que se ha generado toda una cantidad de eventos que afectan las condiciones de la calidad del agua, parámetros que no son tenidos en cuenta al momento de regular un índice de la calidad del agua para el consumo humano o que no son tenidos en cuentas por laboratoristas de EPA porque no se miden ni metales pesados ni agroquímicos ni microorganismos distintos al escherichia coli. Se presentan condiciones de riesgo altísimo para una población”. 

Le puede interesar: 
“Territorio sostenible: respeto por el ser humano y el ambiente”; Pilar Velilla

Con relación al turismo de naturaleza señaló que no se debe ofertar lo que no se puede. “No entiendo cómo se puede ser tan irresponsables de hacer un llamamiento al balsaje en el río De la Vieja cuando no se están garantizando condiciones adecuadas ni un medio adecuado donde puedan ir los turistas. Invitar a los visitantes a que se enfermen, eso no es responsable”. “El turismo de naturaleza tiene que ver con otras condiciones distintas, uno que ni se va a afectar los entornos naturales ni la salud del turista, esa es la condición que se debe tener para ofertar este tipo de turismo”, aseveró. 

Ante las diversas problemáticas que afronta el recurso hídrico con respecto a la cantidad y demanda del mismo, el profesional especializado de la oficina asesora de planeación de la CRQ, Orlando Martínez Arenas, señaló: “Salento, por ejemplo, tiene un acueducto diseñado para máximo 6 mil personas y con este mismo acueducto tiene que atender en un fin de semana cuatro veces la población local. Estamos hablando entre 8 mil y 20 mil personas, población que sobrecarga la demanda de las fuentes de agua potable y por lo tanto la gente empieza a decir que el agua se está escaseando, donde en realidad el agua es la misma y lo que pasa es que la oferta está superando la demanda”.

Aseguró que la contaminación del agua es mucho mayor debido a la afluencia de visitantes y turistas, quienes posiblemente incurren en el vertimiento de sus residuos sólidos y líquidos sobre las fuentes hídricas, fenómeno que se viene presentando en los municipios de Filandia, Armenia, Montenegro y La Tebaida.

“Y ni hablar de la alta demanda que está teniendo la construcción para nuevos habitantes de este pequeñísimo territorio, de tal manera que tenemos la mayor densidad poblacional del país y seguimos con nuestras mismas fuentes hídricas, entonces es importante que la comunidad en general y los quindianos en especial, sean conscientes de que el agua como tal es un recurso que no es posible que lo produzcamos nosotros, es mentira que hablemos de unas fábricas de agua, las fuentes hídricas nos enseñaron hace mucho tiempo que tienen sus límites, como todo en la naturaleza”, puntualizó Martínez Arenas.

Lea: Quindío busca que ocho municipios tengan certificación de destino sostenible en 2019

Dijo que a través del ordenamiento del territorio se hace necesario repensar qué clase de turismo, ciudad y sistemas productivos se quieren para que el desarrollo planteado dentro de los Planes de Ordenamiento Territorial, POT, sea acorde a la cantidad de agua existente.

Más de 80 mil visitantes se esperan en temporada de mitad de año

Nora Isabel Bravo, jefe de Promoción Turística del Quindío, indicó que vienen haciendo un trabajo de promoción permanente y que todas las labores que se hacen en el primer semestre del año son preparatorias para poder captar un buen número de turistas en esta temporada vacacional.

“Esta vigencia, por ejemplo, realizamos misiones comerciales, la última fue hace un mes a la costa Atlántica. A esto se suma la promoción del destino a través de campañas, difusión en medios de comunicación y posicionamiento en redes sociales que busca atraer turistas nacionales e internacionales”.

Bravo explicó que no se puede determinar cuántos turistas lleguen al departamento para la temporada, sin embargo, con base en datos de otros años han sido cerca de 80 mil visitantes, pero hay que esperar cuál es el comportamiento en 2019. 

“Hay que tener en cuenta que esta temporada es la más larga que tiene el año, arrancó el 15 de junio y terminará el 15 de julio. Se mueve de una manera muy pausada, presentando picos en los puentes”. 


Redacción
LA CRÓNICA

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net