Jueves, 14 Nov,2019
Curiosidades / JUL 23 2019 / hace 3 meses

Un chaleco a control remoto ayudaría a comunicarnos con nuestras mascotas

Los desarrolladores decidieron no correlacionar los órdenes particulares con un motor de vibración específico y eligieron un esquema diferente.

Un chaleco a control remoto ayudaría a comunicarnos con nuestras mascotas

Foto : Captura de pantalla.

Ingenieros israelíes crearon un chaleco de control remoto para perros que transmite órdenes al animal a través de una vibración sin dolor. El chaleco está equipado con cuatro motores de vibración, los cuales son responsables de las acciones de un perro. Los autores de ese método presentaron su estudio en la Ieee World Haptics Conference 2019

Vea también: ¿Por qué su perro hace ojitos? Así se comunica mejor con usted


Métodos del entrenamiento de perros

Hay dos formas principales de darle órdenes a los animales: a través del entrenamiento o la estimulación eléctrica directa de los músculos u otros órganos. Este último hasta ahora se ha utilizado con precaución, sobre todo en organismos pequeños, como libélulas y escarabajos. El entrenamiento común es mucho más fácil, aunque no tan preciso como la estimulación directa. Durante un clase, el animal recibe una señal, realiza una acción y recibe una recompensa. Debido a esto, en el animal se está formando un reflejo adquirido

Lea también: ¿Desea tener un perro en casa? Probablemente sea porque está genéticamente predispuesto a ello

Los ingenieros liderados por Ilana Nisky de la Universidad Ben-Gurión del Néguev crearon un dispositivo que permite hacer lo mismo, pero con la ayuda de estímulos silenciosos. El sistema consiste en un chaleco diseñado para un perro y una consola con botones, con la ayuda de la cual una persona mande remotamente al animal. En el chaleco hay cuatro motores de vibración con partes suaves que penetran en la lana y transmiten la vibración a la piel. Están ubicados en diferentes lados del chaleco, tanto por delante como por detrás. Los vibradores están conectados a un microcontrolador que recibe señales de la consola y enciende uno u otro motor de vibración.


Un chaleco vibrante 

Los desarrolladores decidieron no correlacionar los órdenes particulares con un motor de vibración específico y eligieron un esquema diferente. La vibración constante del motor frontal derecho significa que el perro debe girarse 360 grados. La vibración pulsante del mismo motor significa que el animal tiene que dar un paso atrás. La vibración pulsante del motor frontal izquierdo muestra al perro que necesita acercarse a su dueño. Y la vibración constante y simultánea de los dos motores traseros significa que el perro debe tumbarse.
 


Los ingenieros probaron su invención en un perro de seis años que es una mezcla entre un labrador y pastor alemán. Los desarrolladores eligieron cuatro acciones que el perro ya había aprendido antes, pero las realizaba solo con comandos de voz. Las pruebas mostraron que el animal logró entender un nuevo esquema de órdenes.  

Le puede interesar: Los perros están sufriendo de infertilidad y los culpables parecen estar en nuestras casas

Además, durante una de las pruebas, los autores dieron órdenes tanto con voz como con la vibración. Los resultados mostraron que el perro ejecutaba con mayor frecuencia las órdenes transmitidas a través del chaleco: un 93 % de los casos contra un 83 %.

Anteriormente, neurocientíficos estadounidenses revelaron que los perros entienden nuestras palabras y saben distinguirlas de “pseudo-palabras”. Al oír palabras desconocidas durante el experimento, los perros querían complacer a sus dueños y se esforzaban por entender lo que este les estaba diciendo.
 

Yana Berman
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net