Al descubierto / ABR 01 2020 / 2 months before

Uniquindianos lideran proyecto para fabricar respiradores de bajo costo

Autor : Héctor Javier

Uniquindianos lideran proyecto para fabricar respiradores de bajo costo

Pretenden ayudar a evitar la saturación en las UCI de los hospitales del Quindío. 

 

Para no quedarse cortos ante los nuevos retos que le ha impuesto el COVID-19 a la humanidad, un equipo interdisciplinario de la Universidad del Quindío trabaja en la construcción de respiradores de bajo costo, con el propósito de que no saturen las Unidades de Cuidados Intensivos, UCI, de los hospitales del departamento con personas diagnosticadas con coronavirus, y que estas sean solo para pacientes crónicos.

Fáber Danilo Giraldo, director del Centro de Estudios e Investigaciones de la facultad de Ingeniería de la UQ, en nombre del grupo de trabajo que lo apoya, compuesto por más de 30 personas, dialogó con LA CRÓNICA y reveló detalles de esta nueva creación para enfrentar la pandemia. 

RecomendadoQuindianos diseñaron máscara para proteger al personal médico del coronavirus

¿De dónde surgió la idea de crear estos respiradores de bajo costo? 

Esto surgió de los mismos investigadores de varias facultades de la Uniquindío. Con la presencia del COVID-19 en Europa, especialmente en España e Italia, vimos que aparecieron muchas comunidades de jóvenes dispuestos a compartir recursos como impresoras 3D, diseños de pequeños aparatos para soportar la respiración mecánica y asistida, porque las UCI colapsaron ante la avalancha de pacientes con la enfermedad. Hubo un movimiento grande, en principio originado en comunidades latinoamericanas —Argentina, Chile, Brasil y México—, donde estaban colocando a disposición equipos para imprimir en 3D, por ejemplo, caretas y válvulas. Viendo la expectativa, desde el 20 de marzo nos pusimos en la tarea de aunar esfuerzos e identificar capacidades de investigación. 

En la universidad tenemos recursos muy interesantes a nivel de instrumentalización electrónica, de software, tenemos la facultad de Ciencias de la Salud, que también cuenta con sus desarrollos tecnológicos. Empezamos a mirar nuestras capacidades y recursos para ver cómo hacíamos para responder a los retos con la producción de estos respiradores de bajo costo en el departamento. Cuando iniciamos este recorrido se sumaron egresados como Jorge Cadavid, ganador de Titanes Caracol 2019, hay otros que están vinculados con la secretaría de Educación departamental. Sumamos también ingenieros biomédicos y mecánicos. Somos un grupo multidisciplinario que lucha para producir los primeros prototipos de respiradores que podamos usar pronto en la región para enfrentar las fases de crecimiento de la pandemia. 

¿Dónde se van a producir esos respiradores? 

Es una de las cosas que estamos definiendo, porque todo está bajo las condiciones de bioseguridad del caso. Tenemos que trabajar muy articuladamente con el Puesto de Mando Unificado. En este momento laboramos desde nuestras casas, imprimimos en la medida que sea posible. Algunas impresoras 3D, que las presta la secretaría de Educación, fueron trasladadas para la secretaría de Salud. Creo que la fabricación la vamos a distribuir en varias instituciones que se han sumado. Inclusive, hay algunos actores privados que han manifestado su interés de apoyar la iniciativa. 

Una vez tengamos definidos los prototipos de los respiradores, acudiremos a la voluntad de los colaboradores para imprimir, por ejemplo, en las tecnoacademias del Sena, que se han sumado también a este propósito. 

Empresarios privados de acrílicos, que tienen una planta de producción bastante interesante, nos han manifestado la total disposición para el proyecto. Lo crítico ahora es estabilizar el prototipo, validarlo con los expertos en respiración mecánica para proceder a imprimirlo con los voluntarios que se han sumado a esta causa y han mostrado disponibilidad para colaborarnos. 

¿En qué fase de la elaboración están en este momento? 

Ya pasamos el diseño, estamos en la elaboración del primer prototipo. Lo que pasa es que hay muchos retos de ingeniería y médicos que tenemos que considerar, por ejemplo, el material que se emplea, los tiempos, porque estos dispositivos no pueden pararse, no pueden quedarse ahí, tienen que estar continuamente bombeando oxígeno. Son muchas cosas que estamos resolviendo. Avanzamos en varias fases del trabajo para empezar con las primeras pruebas pilotos. Afortunadamente hemos estado muy de la mano con los médicos y con los expertos del departamento que trabajan la ventilación mecánica. Aspiramos tener un prototipo esta semana para contar con la validación de los médicos y mirar si podemos imprimir de forma masiva. 

Recomendado: El San Juan de Dios se prepara para atender pacientes con Covid-19

¿Cómo se implementará su uso en la región?

No estamos pensando en reemplazar los dispositivos que hay en las UCI, queremos traer unos que ayuden en una fase temprana de la presencia del virus, en una población joven, para que los equipos de las UCI puedan ser usados en pacientes más críticos. El COVID-19 nos enseñó que estamos en un reto de capacidad de reacción en las UCI, porque estamos hablando de cifras muy altas que podrían saturar el sistema, por lo que buscamos que estos mecanismos nos sirvan para optimizar el uso de tratamiento con respiración asistida, como el trabajo de los profesionales de la salud, porque es mucha demanda la que ha tenido el manejo del virus y necesitamos ser más ágiles con eso. 

 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net