Inicio / Región / JUN 01 2019 / 1 semana antes

Vulnerabilidad de casas y cultivos en Quindío es alta

Favorito
Vulnerabilidad de casas y cultivos en Quindío es alta

Fáber Mosquera Álvarez, director de la Unidad Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres, Udegerd.

La Unidad Departamental de Gestión del Riesgo realizó el estudio de corredor de vendavales. 

“Para que un viento sea denominado vendaval, debe tener una velocidad de 50 kilómetros por hora. Los del Quindío son de 40 km/h y hay afectación, ¿por qué? Lo que pasa es que la vulnerabilidad, en cuanto a las viviendas y los cultivos, es muy alta”, sostuvo el ingeniero Fáber Mosquera Álvarez, director de la Unidad Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres, Udegerd,  quien aclaró que en este aspecto es que se tiene que entrar a trabajar.

La aseveración obedece a un estudio realizado por la unidad, sobre el corredor de vendavales en la región.   

Recuerde: Por vendaval, afectaciones en sistema eléctrico de Montenegro, La Tebaida y Pijao

El funcionario explicó que se trata de un trabajo realizado durante siete meses, desatado del interés por conocer a fondo el tema de los vientos y la afectación en la zona. Fue así como analizaron noticias de LA CRÓNICA en donde se referenciaron los vendavales y los lugares en los último 30 años —a través del medio se encontraron los último 25 años, que son los que tiene el periódico. En la hemeroteca del museo del Oro Quimbaya encontraron estas y las demás notificaciones—. 

Mosquera Álvarez explicó que después del histórico se georeferenció y de allí dio como resultado que cada 1,5 años ocurren seis vendavales de consideración,  308 eventos en estas 3 décadas.  “No significa que estos sean los únicos durante estos años, sino que son los que están registrados en la prensa. Seguramente, si nos vamos a las minutas de los bomberos, seguro se encontrará un  registro mucho más amplio”. 

Vea también: Colapso de muro en Montenegro; 10 personas reubicadas y una casa en riesgo

Entre otros resultados encontraron una relación con las lluvias. De esta manera, en los meses que más llueve, los vendavales son más frecuentes. Por otra parte, Armenia tiene mayor afectación en los barrios La Patria, Las Colinas, Santander y Simón Bolívar. “Estos sectores deben tener unos techos supremamente más amarrados por presentar mayor amenaza”, acotó Mosquera Álvarez. 

Respecto a las veredas señaló que Barcelona Alta, Pantanillo y La Cristalina del municipio de Circasia son las más afectadas, en cuanto a corregimientos, Pueblo Tapao y El Caimo. 

Al final, el mapa del Quindío quedó referenciado con amenazas calificadas entre alta, media y baja. “Este resultado es un elemento importante como recurso para el Plan de Ordenamiento Territorial , POT, y Esquemas de Ordenamiento Territorial, EOT, para que las futuras construcciones propendan por una mayor seguridad sobre las viviendas que comprenden el corredor de los vendavales. 

Lea también: Por las lluvias, producción de plátano ha disminuido 30%

Otro de los proyectos que le sigue a este es validar la construcción de las viviendas para cuantificar la vulnerabilidad


Lily Dayana Restrepo
LA CRÓNICA



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net