Sabado, 07 Dic,2019
Opinión / ABR 11 2019

Ex M-19 escribió sobre Gaitán

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

En el libro Historia privada de la violencia, el exguerrillero de derecha, exconstituyente, bugueño setentón, Otty Patiño (1945), entrevista a descendientes de políticos que actuaban en abril 9 de 1948, día del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán de cuatro tiros de revólver 32 corto, marca Lechuza, en la bogotana carrera séptima 14-35, al salir de su oficina a almorzar con amigos.

Gloria Gaitán Jaramillo refiere que mamá Amparo le advirtió a papá que no confiara en Plinio Mendoza Neira, quien lo separó del grupo poniéndolo frente al pistolero Juan Roa Sierra. Su hijo Plinio Apuleyo Mendoza explica que la hija del caudillo está loca pues sostenían amistad desde 1936. 

Gilberto Alzate Ronga afirma que a la dirigencia liberal le convenía el triunfo del conservatismo y convenció a Gabriel Turbay de lanzarse porque el partido derrotaría a Gaitán disidente liberal y al conservador Mariano Ospina Pérez. Según William Aljure, el país estaba manejado por cuatro familias que decidieron su muerte pues había salido de las entrañas del pueblo. Constanza Vieira enfatiza que esa oligarquía criminal lo eliminó. 

Carlos Lleras de la Fuente asegura que Turbay murió en 1947 en un hotel de París, de remordimiento por haber contribuido a la caída del liberalismo en 1946. Clara López piensa que los gringos ordenaron el homicidio en manguala conservadora, igual hicieron con Patricio Lumumba en Congo. 

 Enrique Santos Calderón recalca que el gaitanismo, vertiente antioligárquica del liberalismo, era enemigo de El Tiempo. Después de las arengas gaitanistas la consigna era ¡piedra para el periódico! Anota que Gaitán investigó la matanza de obreros de las bananeras en 1928 e hizo un debate en el Congreso. Mariano Ospina Hernández dice que en los púlpitos inoculaban el bacilo del miedo en sermones contra la libertad de conciencia y de cultos. 

Álvaro Gómez Hurtado expresó que el M-19 se equivocó secuestrándolo por oligarca que no era; su padre pensó en Bogotá como una ciudad del siglo XX, por eso lo derrocaron. No me van a dejar ser presidente, porque estoy fuera del régimen, ese entramado de complicidades que mantiene atrasado el país. 

En extenso y agotador mamotreto de 589 páginas Batalla por la paz, que me dejó exhausto, publicado en marzo 26 de 2019, el expresidente Santos repite que nunca se esclareció quién mandó a matar Gaitán (pág. 36).


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net