Domingo, 20 Oct,2019
Coctelera / MAY 10 2019

Coctelera

En esta edición de la coctelera, entérese: La pugna por el aval del partido Liberal para la gobernación del Quindío; además, parece ser que a Parra le han mandado a decir, varias veces, que desista de su aspiración de ser gobernador del Quindío y que guarde su capital político para un futuro cercano, que le ven pinta de representante.

Parra y Jaramillo, juntos en Bogotá

Aunque a través de algunas redes sociales aseguraron, desde la semana pasada, que el odontólogo Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas ya tenía el aval del partido Liberal, como candidato oficial de esa colectividad a la gobernación del Quindío, hasta hoy, la resolución no ha sido expedida. Lo que sí es cierto es que el precandidato viajó a Bogotá esta semana para reunirse con el expresidente del país y máxima autoridad de esa colectividad, César Gaviria Trujillo. El objetivo de Jaramillo era poder anunciar desde la capital de la República, documento en mano, que ya tenía el aval, lo que no sucedió. Lo que sí pasó es que el otro precandidato inscrito en la casa roja, Jorge Ricardo Parra Sepúlveda, también cruzó la cordillera, se reunió con Gaviria el mismo día y reclamó su legítimo derecho a tener el aval. Dura decisión para el César de los liberales: entregar un aval por amistad o por méritos.

 

Fríamente calculado

La pugna por el aval rojo para la gobernación del Quindío podría definirse en favor de Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas, es de público conocimiento su cercanía con el presidente Gaviria y con la casa Valencia que, desde Armenia, todo indica ya avaló e impulsa esa candidatura. Si esta es la decisión del partido, se confirmaría lo que muchos comentan y es que la solicitud de inscripción como precandidato de Roberto, mucho tiempo después de haber hecho lo propio Jorge Ricardo, fue premeditada para evitar agotar el procedimiento a que obliga el reglamento del partido: consulta interna para definir candidatos. 

 

Razones desde la calle 50

Parece ser que a Parra le han mandado a decir, varias veces, que desista de su aspiración de ser gobernador del Quindío y que guarde su capital político para un futuro cercano, que le ven pinta de representante. Las razones no han calado en la mente y el corazón del diputado y la respuesta ha sido contundente: no. El exalcalde de Salento consiguió la votación más alta de su partido para llegar a la duma departamental y confía en eso, más su simpatía con varios líderes comunales, municipales, departamentales y del sector privado, para poder administrar el departamento los próximos cuatro años. 

Si a Parra no le dan el aval, la mayor posibilidad de llegar al CAD estaría entre el exsenador Javier Ramírez Mejía, que avanza en la recolección de firmas para inscribir su candidatura, y el excandidato a la alcaldía Roberto Jairo Jaramillo. 

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net