Lunes, 23 Sep,2019
Opinión / MAY 18 2019

La danza del cura

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El 13 de abril —por este medio— había adelantado que la fundación del secretario de Cultura del departamento del Quindío se iba a ganar la licitación que disfrazaron dizque de ‘transparente’. Sabiendo que en el fondo se trata de una danza de leguleyadas para favorecer a los amigotes del cura. El artículo está titulado El cartel de la cultura. Y hoy se puede constatar lo anunciado.

Pues así lo adjudicaron. 

El personajillo, faltándole pocos meses para que cese la horrible noche, moverá cielo y tierra para direccionar el presupuesto público en favor de sus monaguillos políticos. No me sorprende entonces que haya inventado una licitación pública para beneficiar a la fundación de su secretario de Cultura. Además, se ventilaba por todo el edificio eclesiástico que los pliegos de condiciones para acceder a $400 millones estaban ajustados a la medida de Fundanza. Solo se tenía que hacer menos evidente. Y para lograrlo, la estrategia consistía en aparentar ‘transparencia’ en el proceso de adjudicación.
 

La danza macabra

Tal procedimiento lo intentan presentar como justo. Y los tinterillos de la oficina jurídica de la gobernación argumentarán que todo fue ajustado a derecho. Sin embargo, una persona jurídica que manifestó participar en el proceso encontró el diablo y solicita que “se elimine la restricción de participación de oferentes”, argumentando “el principio de libre concurrencia y el derecho fundamental a la igualdad”. Y esa solicitud es debido a que en el pliego de condiciones se le exige al contratista “…garantizar para la ejecución del contrato la disponibilidad de la infraestructura adecuada en el departamento del Quindío”. Y quien tiene esa capacidad de infraestructura adecuada, es Fundanza. 

La respuesta a la solicitud, se la da el mismo James González Mata, arguyendo: “Al respecto, es pertinente darle a conocer que la condición a que hace referencia en su observación no hace parte de los requisitos técnicos habilitantes, por tanto, no estamos restringiendo el principio de libre concurrencia y el derecho fundamental a la igualdad…”. Es obvio que el mismo secretario de Cultura debía de proteger a su fundación. Por lo tanto, no existe imparcialidad en su respuesta. (Ver solicitud y respuesta)

Con el camino despejado, sin competencia alguna, la Fundación Cultural del Quindío, Fundanza, se presenta como único proponente. Todo lo tenía a su favor porque contaban con el poder del gobernador y el secretario de Agricultura para llevarse el premio mayor. Y de tal manera, se evidencia el modo corrupto de la sotana que pretende implementar mecanismos aparentemente transparentes para evitar cualquier investigación. La arrodillada Procuraduría, debería de investigar el caso.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net