Domingo, 13 Oct,2019
Opinión / JUN 09 2019

Gobierno Imperturbable I

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

La comunidad internacional representada en las organizaciones de derechos humanos, la academia y los medios de comunicación demuestra gran preocupación e intenta ejercer presión internacional en esta etapa tan difícil por la que atraviesa nuestro país. Es de amplio conocimiento que Colombia vive una desafortunada etapa de represión, desmonte de las garantías pensionales y laborales por parte del Estado y una arremetida contra los líderes sociales que vienen siendo asesinados de manera selectiva y sistemática, sumado a esto el gobierno también permite acciones depredadoras contra los recursos naturales por parte de las multinacionales. El país se debate entre la violencia y la sumisión ante los intereses de los grandes emporios económicos.

Estas acciones premeditadas por parte de un gobierno a todas luces antidemocrático, nos pone en el contexto internacional como un país inmensamente desigual y violador de los derechos humanos. Colombia se ha transformado en un país en el que a sus gobernantes no les importa la vida de sus ciudadanos y tampoco la defensa de la paz y la preservación de sus recursos naturales. Estamos ante un gobierno permisivo que se muestra imperturbable contemplando, desde la comodidad de sus oficinas de gobierno, cómo la descomposición social vuelve a instaurarse en el país, cómo caen líderes sociales asesinados, y cómo se acrecienta la falta de oportunidades. Está claro que el abandono estatal en muchas regiones es evidente.

Esta es nuestra Colombia, un país patas arriba, descuadernado y al garete con unos gobernantes cada vez más preocupados por tener el control del poder a costa de la vida y el bienestar de los colombianos.

La revista Semana publicó apartes de una carta escrita por más de 250 académicos entre colombianos y extranjeros en la que, mediante un duro pronunciamiento, le piden al presidente Duque frenar el sistemático derramamiento de sangre. La indignación se debe a que el gobierno no ha querido reconocer ni atender de manera oportuna esta grave situación —solo en lo que va corrido del año ya son 62 asesinatos de líderes sociales—. En el documento se señala: observamos que, desde los lugares del poder gubernamental y los medios de comunicación, se incita a una escalada de odio y violencia que rompe la poca paz alcanzada, pero aún más, como señala Daniel Pécaut —2001—, se declara una guerra contra la sociedad.

Para salir de este retroceso requerimos de un Estado más comprometido con los intereses de los ciudadanos, que enfatice en el equilibrio de poderes desde sus congresistas y organismos de control, que permita la consolidación de una ciudadanía más proactiva y empoderada y que brinde plenas garantías a la vida en todas sus manifestaciones, a la paz real y al bienestar de todos los colombianos. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net