Viernes, 18 Oct,2019
Opinión / JUL 23 2019

Ensayo y error

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El hombre a lo largo  de la humanidad aprendió  a enfrentar grandes retos y buscar  nuevas formas de sobrevivir, los seres humanos están dotados de capacidades para sobrepasar  las situaciones más difíciles, desde aprender a defenderse del ambiente, hasta producir fuego  y utilizarlo para reducir la dureza de los alimentos.

Hemos aprendido a entender su entorno y cómo sobrevivir utilizado la naturaleza para generar  grandes avances como la rueda, la agricultura o la domesticación de los animales. 

Desde los primeros momentos de la existencia del ser humano, siempre ha estado en un  proceso de aprendizaje, con el desarrollo de su cerebro se ha enfrentado a nuevos retos de mejorar la calidad de vida, uniendo y formando las ciudades y el orden de las mismas, llegando a niveles inimaginables como el desarrollo de la ciencia y la tecnología, que lleva  a la humanidad a la gloria, pero también a la destrucción en solo 100 años, la tierra y el hombre han visto el gran daño del uso de los combustibles fósiles y los peligros que se avecinan. 

Hace 50 años, el hombre llegaba a la Luna en el Apolo 11 y nos mostraba lo diminutos que somos en ese inmenso cosmos, únicos e irrepetibles, pero una raza en peligro de extinción gracias a la misma mano del hombre. 

En la vida  de cualquier  persona o empresa  no todo es color de rosa y debemos aprender  del fracaso para que EE. UU. fuera la potencia espacial que es hoy, ha tenido que aprender  del fracaso, en 1986 explotó el transbordador Challenger y fallecieron sus siete tripulantes,  en 2003 explotó el transbordador Columbia y se desintegró sobre Texas y Luisiana al volver a la atmósfera terrestre —murieron sus siete tripulantes—, su telescopio espacial Hubble  tuvo un fallo que le impidió obtener imágenes más nítidas que los telescopios terrestres, después de una de las más grande inversiones. 

Nuestra región podría ser comparada con un gran proyecto  como el de llegar a la Luna, solo que nuestras metas deben estar  enfocadas a generar progreso, desarrollo, empleo y calidad de vida para toda la población sin afectar nuestro  entorno ambiental. 

Es necesario que los nuevos líderes empresariales y políticos estén comprometidos de cuerpo y alma con nuestra región y la satisfacción colectiva de necesidades. 

Nuestras ciudades  deben mejorar los niveles de equidad y las condiciones de toda la población, desarrollando espacios públicos de calidad, incorporando nuevos diseños y recuperando zonas de ríos y bosques, los cuales son lugares de encuentro ciudadano, así como mejorar la conectividad y conexión con la ciudadanía  para realizar tareas cotidianas. 

En el tema de seguridad hay que integrar todas las fuerzas del orden para  tomar medidas contra el crimen y la violencia, así como a la atención y prevención. 

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net