Sabado, 19 Oct,2019
Opinión / AGO 19 2019

Juventud

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Se llevó a cabo la Semana de la Juventud una vez más en el Quindío, gracias al compromiso de los integrantes de la Plataforma de Juventudes y al apoyo de la institucionalidad local.

Actividades académicas, recreativas y sociales hicieron parte de una nutrida programación, que incluyó también una siembra masiva de árboles, una feria empresarial y un concierto de rap. Conferencias, foros y encuentros, hicieron parte de la agenda, que tuvo como eje fundamental impulsar el liderazgo juvenil y el amor por la vida.

Semanas como la trascurrida, abren de nuevo la conversación en torno a aquello que los jóvenes requieren y necesitan, desde la planeación del desarrollo en las diversas instancias gubernamentales, hasta la filosofía y teleología de la educación.

Primero. Resulta fundamental fortalecer el liderazgo juvenil, crear oportunidades para su ejercicio, hacer reales las garantías para participar en los diversos escenarios y prepararlos para tomar las riendas del destino e incidir en la conducción de la sociedad. Existen jóvenes líderes, dignos de reconocimiento y apoyo, es necesario formarlos cada vez mejor, forjar su carácter y acompañarlos, para que su ímpetu juvenil construya nuevos caminos.

Segundo. Es esencial incrementar en ellos el amor por la vida y el sentido de la existencia. Las estadísticas de suicidio juvenil son abrumadoras y malas prácticas como: drogadicción, auto lesión y alienación por vicios; amenazan la felicidad y subsistencia de los jóvenes. 

Es necesario recordarles el gran valor de la vida, toda su hermosura, la cantidad de experiencias incomparables que va permitiendo construir a lo largo de los años, los motivos por los cuales es bueno existir. Amar la vida permitirá también un mayor compromiso con la sociedad y el cuidado del ambiente y los conectará con sus propósitos vitales.

Tercero. Es necesario darles buen ejemplo. Los jóvenes en su mayoría están colmados de grandes ideas y excelentes intenciones. Algunos tienen inquietud por la política y talento para ejercerla. Podrían ser excelentes ediles, concejales y diputados. Algunas personas con pocos años han llegado incluso a desempeñar el cargo de alcaldes en varios territorios. 

Está bien que las nuevas generaciones accedan a los espacios de poder, es necesario que lo hagan con integridad, respeto y algo muy importante: autonomía, siendo dueños de sus valores y criterios, jamás marionetas de alguien más.

La vitalidad incomparable, la capacidad para el asombro, la energía sin límites, la novedad en las ideas; son entre muchos factores, herramientas poderosas para que los jóvenes sean protagonistas del cambio que Colombia y el Quindío necesitan.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net