Domingo, 19 Ene,2020
Opinión / JUN 06 2014

¿Un idioma apátrida?

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El idioma español se puede ver desde varias ópticas. Escribir en dos mil quinientos caracteres sobre 600 millones de hispanohablantes sobrepasa las doscientas frases de una sola columna. Pero voy a intentarlo. Además, se trata de hacer las preguntas sobre el español en veinte capitales que están en dos continentes y que hablan con más de cincuenta acentos. El idioma español se ha convertido en una lengua internacional. En tan sólo veinte años la población hispanohablante de los EEUU. aumentó en veinte millones.

En una capital como Santiago de Chile hubo un incremento de un millón de habitantes en una década. Y no hablemos de cómo más colombianos hablamos español en lo que va corrido de este siglo. Bogotá tenía cinco millones de habitantes a comienzos de este milenio. Ahora diez millones hablan, vociferan, sueñan, escriben  y dicen lo que lengua mortal decir no pudo. Y lo dicen en la lengua que tal vez sea la más dinámica en crecimiento.

Las tecnologías han creado territorios des- territorializados para la lengua española. Es decir, zonas culturales sin territorios, o pueblos virtuales sin calles ni carreras pero que son locuaces en español. Además del internet, circulan en este momento comunicaciones en el espacio tecnológico de los vínculos de las nuevas tecnologías. Ahí está omnipresente, vulgar, emotivo, romántico y milenario el idioma español, e-mails, llamadas perdidas, sky, programas pos-pago, pre-pago.

El español hablado en las dos Américas o mejor en las tres Américas, la tercera es la que está conectada ahora al Sky, al internet, al twiter.  Es un idioma español sin fronteras. Hay personas que se imaginan que pueden manejar a su familia desde Atlanta con una llamada diaria de celular. Y se separan, pelean, hacen negocios en idioma español que pasa sin pasaporte, sin documentos, sin visado U.S.A. do, re, mi, fa so (cantan cuando se lo dan) desde Filandia, Génova, Salamina, Pijao, hasta Roma, o desde Madrid a Caicedonia. El idioma español se esparce por los territorios del mundo como una bocanada deslenguada.

El idioma español es fuente de identidades con el auge de las tecnocomunicaciones. Los afrocolombianos, las minorías, los jóvenes, las señoras que usan botox, las que no lo usan, los que aman los gatos, los que los detestan, los que odian las ciudades  y quienes no pueden vivir sin sus ruidos, crean comunidades virtuales que intercambian mensajes en español y no tienen la misma calle, ni el mismo pueblo ni la misma ciudad para comunicarse en el idioma de Cervantes, Cortázar, el locutor deportivo, de Bolaños. 

¿Es apátrida el idioma español? ¿O se están inventando unas nuevas patrias nómadas?  Y en el aeropuerto más remoto de Estados Unidos, en Roma o en Bogotá alguien que no es de ahí habla español, el cual se ha vuelto una patria para los nómadas de América Latina.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net