Opinión / JUN 22 2018

Ciudad global

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Nuestras últimas columnas se han referido a los urgentes cambios de paradigma con los que debemos abordar, no solo el conocimiento de las ciudades, sino el diseño mismo de las propuestas para su necesario y urgente reordenamiento.

Es urgente que la academia en el tema de la arquitectura y el urbanismo vaya más allá del aprendizaje del llamado ‘diseño predio a predio con énfasis en la imagen formal’ para, en cambio, formar profesionales con capacidad de entender que el ordenamiento del binomio territorio y sociedad debe ser el soporte más importante de las decisiones del diseño de los edificios y no al contrario, como lamentablemente, se evidencia. Ese es el secreto de una auténtica política que garantice la sostenibilidad de las ciudades mediante el diseño e implantación de modelos de ocupación que respeten lo ambiental y lo social. Desde esta óptica, un proyecto inmobiliario debe contener mucho más que ‘belleza, armonía y diálogo de formas y volúmenes’, elementos muy importantes, pero que no deben convertirse en las determinantes fundamentales del diseño.

Como complemento para lo que denomino “proceso de apertura neuronal” traigo a colación los siguientes apartes de las respuestas dadas a una entrevista hecha en 2015 —El Espectador marzo 1— a la reconocida socióloga neerlandesa Saskia Sassen, quien acuñó mundialmente el término ciudad global: 

“... las lógicas distributivas, económicas, sociales, culturales son estratégicas para asegurar la paz y convivencia en una ciudad.... parte del conflicto urbano tiene que ver con el hecho de que ciertos barrios marginales se forjan cuando las personas no pueden acceder al espacio urbano, son expulsados y van acumulando desempleo, pobreza, y rabia ante la impotencia de cambiar dicha situación....”.
“La ciudad debería ser un espacio donde la gran diversidad pueda articularse y generar algo muy positivo; innovar y crear.... La sociabilidad, el contacto físico que ofrece la ciudad, es insustituible”.
“Cuando hay mucha transformación urbana, el individuo pobre se vuelve multitud y puede hacer historia. Eso no les da necesariamente poder, pero les da capacidad de hacerse presentes...”. 

NOTA: La propuesta # 202 del plan de gobierno del presidente electo Iván Duque Márquez textualmente dice: “Gestión, control y seguimiento a los planes de ordenamiento territorial. Tendremos la fuerza política de exigir y presionar las actualizaciones del POT y como un apoyo a municipios pequeños y medianos pondremos a su disposición un equipo de profesionales y asesores de muy alto nivel para que puedan contar con planes idóneos y estructurados”. 

¿Será que sí? O ¿diseñarán otra ‘magistral’ idea como el fracasado engendro de los POT modernos?


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net