Lunes, 23 Sep,2019
Opinión / SEP 12 2019

La identidad pobre del xenófobo

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

En la universidad de Antioquia se acaba de realizar el III Congreso Internacional de Investigación en Lingüística donde un sector de participantes, estudiantes de maestría y doctorado, presentaron avances de sus indagaciones sobre todo en el campo gramatical. 

El objeto de estudio fundamental versó sobre las lenguas indígenas que aún persisten en Colombia; la conclusión generalizada de los trabajos alerta sobre la desaparición paulatina de sus lenguas.

Cabe recordar que parte del proyecto de independencia de la corona española incluía la promesa de la libertad de esclavos y el reconocimiento a los pueblos indígenas; no obstante, solo hasta 1851 en el gobierno de José Hilario López fue decretada la emancipación de aquellos, pero el tratamiento a la raza negra no ha cesado de ser discriminatorio. Otro tanto ha sucedido con los pueblos indígenas, que apenas vinieron a ser reconocidos en la Constitución de 1991, mas, poco se ha hecho por aplicar lo que la Carta Magna ordena. Tanto los unos como los otros siguen luchando por estas reivindicaciones.

Por el contrario, la ambición voraz de las multinacionales incendia las selvas, rompe los suelos con los taladros de la megaminería y desplaza a los moradores con sus ejércitos privados hacia las urbes convirtiéndolos en habitantes de las calles.

Plantea Sigmund Freud en Tótem y tabú que las hordas se convirtieron en pueblos prósperos gracias a la superación de la endogamia mediante una norma que obligaba a sus jóvenes mezclarse con los de otras tribus para formar los núcleos familiares. 

Tal vez, la instauración de una política de convivencia con las culturas indígenas y negras habría incorporado la música, la danza, el deporte de los africanos; y aprendido de los indígenas sus saberes ancestrales como el uso espiritual de la coca, la aplicación medicinal de la marihuana, los viajes de sanación del yagé, etc. El idioma castellano se habría enriquecido con un léxico abundante y una gramática salvaje y potente como un volcán en erupción.

Sin embargo fueron ignorados, a cambio se importaron modelos foráneos induciendo al consumo desmesurado de la abundante naturaleza convirtiéndola en basura; los saberes ancestrales en drogas ilícitas destruyendo la juventud; además, se optó por imponer un idioma extranjero menoscabando la lengua materna.

La imposición de un modelo social unitario ¿posiblemente conducirá a forjar gobiernos autoritarios y xenófobos que promuevan una raza superior?


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net