Opinión / SEP 17 2020

¿Pensión el 1174?, ¿cuál reforma?

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Con la divulgación del decreto 1174 de 2020, líderes y voceros de organizaciones sindicales y laborales del país protestaron pidiendo al gobierno claridad sobre esa supuesta reforma regresiva en camino que pretende lesionar derechos laborales, en especial la pensión.  

Las pensiones, siendo un tema confuso, y a pesar de la situación de orden público y la crisis fiscal, creo oportuno adelantar el debate con cuidado y cordura, aprovechando el posible diálogo para intercambiar con Minhacienda los posibles puntos que incluirían en las reformas tributaria, pensional y laboral, para recuperar los $330 billones que costó la pandemia. Qué coincidencia, un ministro experto en destruir reformas a las pensiones y las quiere tocar más, pero ellos, el alto gobierno con sus beneficios se quedan quietos. Esto coincide con la tesis de unos líderes, que valoran la pensión, como una carga o pesadilla, pues creen que es un derecho reservado para pocos, bien distinto a ese sueño y esperanza de muchos ciudadanos.   

De invitar al diálogo es posible avanzar si hay voluntad de cambio y coincidencia de necesidades y puntos para incluir en la reforma a la pensión, siendo un paso adelante pero no seguro por la variedad de intereses y compromisos políticos del gobierno y congreso. 

Hay que formar confianza que poco se tiene, pero, ante todo, generar mayor integración con el presidente y el alto gobierno. Si todos ponen, todos ganamos, pero si no se toca ni quita nada, no hay nada, porque una cosa es destruir lo malo para construir algo bueno con justicia, que es lo que no se tiene ni quieren muchos líderes cambiar. Seguir tributando y derrochando, en un país sin rumbo y una sociedad afligida, es dividir y encender más el país.

El gobierno en su urgencia de recursos y rescate a las finanzas del país, tiene en sus manos los medios para actuar y ganar credibilidad, efectuando al interior mayor control, excluyendo gastos excesivos o regalos que provee el Estado en varios frentes, como en los regímenes especiales de pensiones, ejemplo presidencia de la República, más injusto imposible, el control y regulación a los subsidios a las pensiones altas y libres de impuestos, reducir a 15 smlv, valor máximo de pensiones y muchas, que de tener que recurrir a una reforma a la constitución para efectuar los ajustes referidos a pensiones, seguro el pueblo apoyará. Si todos ponen, todos ganamos, pues de no ajustar nada pero sí aprobar más cargas a la comunidad a espaldas del pueblo, sería un gran error.  

Impulsar o promover reformas de alto contenido social y empresarial en estos instantes de crisis, con un pueblo que no conoce del tema, agitado por los mismos errores e ineficacia. Gobierno, Congreso y líderes guardan silencio porque saben que son promotores y culpables de este desorden y violencia que vive el país, se podían haber realizado ajustes a tiempo, sin tener que haber esperado lo que hoy se vive. Espero que esa conciencia, si es que todavía existe en ellos, actúe rápido y no enciendan más el país.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net