Editorial / AGO 02 2020

Tasa prodeporte, claro

Con el presupuesto anualmente asignado al Instituto Departamental del Deporte y Recreación, Indeportes, los resultados seguirán siendo pocos e intrascendentes.

Tasa prodeporte, claro

Una de las iniciativas que tendrán los diputados quindianos para estudiar, en las sesiones extras que acaban de ser instaladas por el gobernador, es el proyecto que busca implementar en el departamento la tasa pro deporte y recreación. Le corresponde a las asambleas y concejos municipales y distritales, según la ley sancionada hace apenas unos días, crear esta tasa que tiene como fin apalancar el deporte y la recreación en los territorios, labor que pocas veces se ha tomado en serio por los alcaldes y gobernadores. Los presupuestos, para atender este componente fundamental en la formación integral de las personas, siempre se quedan muy lejos de lo requerido. En el caso de Indeportes, $1.700 millones destinados a inversión no alcanzan para cumplir con los objetivos que debería tener esta cartera. Ojalá la propuesta reciba el sí en la duma. Lo necesita el deporte local.

La tasa pro deporte y recreación, propone la ley, sería recaudada vía suscripción de contratos y convenios entre las administraciones departamentales, municipales o distritales, sus establecimientos públicos, las empresas industriales y comerciales, y sociales del Estado de cada departamento, municipio o distrito, las sociedades de economía mixta donde la entidad territorial tenga capital social o accionario superior al 50 % y las entidades descentralizadas indirectas con personas naturales o jurídicas. La tarifa de la tasa pro deporte y recreación establecida por las asambleas departamentales y concejos distritales y municipales no puede exceder los 2.5 % del valor total del contrato.

La expectativa de recaudo en un año, en el caso del departamento está entre los $2.500 y los $3.000 millones, dinero que solo se podrá destinar a apoyar programas del deporte, la educación física y la recreación; la identificación y selección de talentos deportivos; programas para los atletas de alto nivel competitivo; adquisición de elementos e instrumentos básicos de formación deportiva; apoyo, mantenimiento y construcción de infraestructura deportiva; participación de atletas en competencias a nivel nacional e internacional; programas enfocados en incentivar la salud preventiva mediante la práctica del deporte y los hábitos de alimentación sana y saludable. Por eso la pertinencia de esta tasa, sin la cual dichos objetivos son inalcanzables.

Cuando se revisan las comorbilidades de las personas que perdieron la vida en su lucha contra la COVID, es recurrente la hipertensión arterial, la obesidad y la diabetes. Tres amigos del sedentarismo, por eso la necesidad de invertir, y no monedas, en la promoción de hábitos saludables de vida, el deporte y la recreación. Si los gobiernos no destinan recursos permanentes y suficientes para promover el deporte en todos los grupos poblaciones, se habrá confirmado la sospecha de que los miles de heridos y muertos por la pandemia no motivaron ningún cambio en la forma como se planea el desarrollo de los territorios, y tantas lágrimas, lamentos y dolor habrán sido en vano.

Quindío y Armenia son sedes de los juegos paranacionales y subsedes de los juegos nacionales, hay un grupo de deportistas de alto rendimiento que siguen migrando a otros territorios porque acá poco apoyo económico tienen, hay ligas con dirigentes y entrenadores que se quedaron con los conocimientos de hace décadas como si el deporte no hubiera evolucionado, los escenarios deportivos barriales están en manos de los drogadictos y el abandono gubernamental y las actividades de promoción del deporte son pocas, esporádicas y reducidas a pequeños grupos de personas. Es urgente invertir más en la promoción y práctica del deporte, es una necesidad que ahora, más que nunca, puede salvar muchas vidas, por eso la tasa que ojalá aprueben los honorables diputados es parte de la solución.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net