Opinión / JUN 03 2020

Agro y Armenia

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Sigue el agro sufriendo el desdén y el desconocimiento por parte de actores gubernamentales y gremiales que no entiende la importancia y la dinámica de los agricultores y sus parcelas. Hoy se habla de una agricultura de precisión, a la cual debemos llegar para ser más eficientes, pero la mayoría de los agricultores son tradicionales, y ellos sostienen y solucionan las necesidades de la comunidad y los productos que requieren. Por ello hay que decir que en esta pandemia están abandonados a su suerte.

Por ejemplo las decisiones que parecen tomar en cuanto al cierre de centrales de abastos y organizar mercados satélites es buena por el acercamiento a los consumidores, pero no para agricultores y consumidores. Los precios de pagar al productor son menores, pero para el consumidor final son mayores por que la línea de intermediación va hasta el gran proveedor que lo es el de la central y lo vende a quien lo venderá en el mercado zonal, y por supuesto el consumidor accederá a menos producto, y el productor seguirá en la línea de lograr al menos que los costos igualen a los ingresos.

Ya vemos como muchas frutas se están votando, y los productores su van quedando sin capital de trabajo. Y que decir de soluciones como dar subsidio para el abono. Se entregará el subsidio en épocas de verano, momento no propicio para su aprovechamiento, podrá acceder en que tenga capacidad para almacenarlo para regarlo en septiembre. No parece que vamos en línea correcta en las medidas para el agro en esta crisis.

Y de la misma manera en nuestra capital de departamento no vemos las decisiones y acciones tendientes a lograr recuperar el tiempo perdido en cuanto al avance de la infraestructura vial, la generación de empleo, la recuperación del espacio público, la inversión social para lograr sacar de situaciones deplorables a muchos de los habitantes. Temas como la valorización y obras de infraestructura que requiere la ciudad, las plantas de tratamiento necesidad inmediata y la recuperación de las quebradas convertidas en cloacas, amén de lugares peligrosos para los ciudadanos, entre otros.

Se entiende que estamos en los primeros meses de gobierno, que se encontró con la pandemia que azota al mundo, pero no puede pararse las funciones y acciones que se deben ejecutar para el desarrollo de las actividades como salubridad, seguridad y la ecología pública. Aspiremos que el actual burgomaestre no sea afectado con medidas judiciales, porque si eso ocurre otros cuatro años de oscuridad esperan a la ciudad.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net