Martes, 15 Oct,2019
Coctelera / SEP 09 2019

Coctelera

En esta edición de la Coctelera entérese: Consulta aplicada aquí, Nariz con nariz y “Ciertamente”.

Consulta aplicada aquí

Un grupo de amigos, de los que han promovido la indignación como plataforma política y muchos de ellos pertenecientes al partido Verde, han tomado la iniciativa ciudadana de proponerle al electorado quindiano, votar por quienes se comprometan con los puntos de la consulta anticorrupción, que se puedan desarrollar regionalmente. En especial, invitan a confiar su voto en los aspirantes que hagan pública su declaración de renta y que no tengan inconvenientes de contar cuál es su situación económica como garante de sus sanas y limpias intenciones de llegar a administrar los recursos públicos tanto de los municipios como de la gobernación.

Es de recordar, según palabras de Gonzalo Osorio, uno de los promotores de esta idea, que los partidos corruptos que el ciudadano quindiano sabe cuáles son, le han hecho conejo a la consulta anticorrupción y aún no se les ha pasado factura por tal actuación. El 27 de octubre sería un buen momento para pasar esa cuenta de cobro.

 

Nariz con nariz

En Calarcá, el tono de las elecciones empieza a ponerse color de hormiga. Encuestas van y encuestas vienen y no hay un candidato en particular que logre consolidarse. En cambio, unas encuestas muestran a Gonzalo García, punta de lanza liberal como el más fuerte, mientras que otras le confieren la punta preferencial a Luis Alberto Balsero, aspirante de los afectos de la administración municipal. Sin embargo, en esos ejercicios de investigación pública han marcado muy bien en sectores y públicos objetivos, Fernando de Jesús Moncada, muy fuerte en el sur y con gran reconocimiento de la población vulnerable, y Sebastián Ramos, con su ímpetu renovador y colonizando a muchos jóvenes. Todo indica que las últimas semanas de campaña serán determinantes y tal y como lo pronostican algunos escalpelistas  del segundo municipio del Quindío. Cualquiera podría ganar y para eso los debates y estrategias de cierre serán claves y desequilibrantes.

“Ciertamente”

Esa connotación verbal repetida, recontrarepetida e inolvidable del expresidente Gaviria: “Ciertamente”, sirve de copa para servir un sorbo político de sabor especial y al cual la campaña en lo que resta tendrá que acostumbrarse. Nos referimos a la enorme influencia de la casa Gaviria en la campaña de Roberto Jairo Jaramillo. El aspirante a la gobernación del Quindío se hizo ahijado político de César Gaviria más en virtud de la muy cercana relación del candidato con Simón. Contra toda argumentación local en la cual le intentaron plantear otras alternativas a César Gaviria a la hora de dar el aval principal para esta candidatura, hubo siempre no y no y no, y solo un sí categórico por Roberto Jairo. Se supo que el mayor amparo regional que tiene esa candidatura es la del dirigente caldense Mario Castaño, uno de los direccionadores políticos del enfoque de campaña, y desde luego el toque más local quedó en manos de Ánuar Oyola. Ese es el conjunto de tonos que le ponen coro y música a la aspiración de Jaramillo.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net