Coctelera / DIC 06 2019

Coctelera

En esta edición de la Coctelera entérese en dos sorbos: Despetalando poesía... y - odio + amor por la UQ.

Despetalando poesía...

En las últimas horas nos escribió a la Coctelera Mario Baena, para informarnos acerca del sensible fallecimiento en la ciudad de Bogotá del poeta salentuno Mario Sirony Vega, perteneciente a la generación de los románticos greco-quimbaya que dejaron su impronta en la historia de nuestras letras en el siglo pasado. Su primer libro Ambito del ruiseñor fue publicado por la biblioteca de autores Caldenses en 1959, y no tuvo publicaciones posteriores. Su segunda obra: Invasión del rocío fue publicado años después por la Biblioteca Nacional y es imposible su consecución, incluso por internet. Hace cuatro años su fallecido hermano y escritor consumado Gastón Vega distribuyó en el Quindío una obra que recogía poemas y sonetos escogidos de su autoría y de la cual se desconoce la librería que tenga en su poder ejemplares para la venta.

El poeta había nacido en Salento en 1923 y se había establecido en los años 60 en Calarcá y posteriormente viajó para radicarse en Bogotá, donde se había dedicado a combinar la literatura con los oficios religiosos como diácono en la parroquia de San Pedro de Alcántara. Sus últimos años revivieron su versátil y fina bohemia literaria en el bar Sancafé, antes El automático, en donde su savia poética brotaba a borbollones. Compartimos lo que nos relata Mario Baena en el sentido que el Quindío está en deuda con un justo homenaje a su memoria.
 

- odio + amor por la UQ

Una particular convocatoria ha formulado el liderazgo institucional de la universidad del Quindío. Dice la invitación: ¡Hoy todos a la universidad! para manifestarle todo nuestro amor .

La convocatoria anima a los participantes a que vayan vestidos de todos los colores, “llevemos toda la alegría para acompañar la música y el arte que nos permitirá volver a nuestra universidad”. Todo indica que distintos sectores y estamentos de la comunidad universitaria, entre los que se cuentan administrativos, docentes, egresados y una serie de personas que quieren la institución, promueven un propósito que no es otro distinto que rodear a la universidad y hacer causa común en las gestiones y peticiones ante el gobierno nacional de una parte, y como expresión de convivencia desde la diferencia al interior de la alma mater. Independiente de las investigaciones que tengan que hacer su curso, la universidad del Quindío como un todo integrado y unido debe sumarse a las fuerzas vivas del territorio que trabajarán en agendas escaladas y persistentes ante el gobierno nacional.

Hoy, como nunca y sin necesidad de estar de acuerdo en todo, hay asuntos que pueden elevarse a causa común desde los intereses superiores del territorio y lo único que requieren es liderazgo y sinergia jalando para el mismo lado.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net