Coctelera / JUL 03 2020

Coctelera

En la coctelera de hoy te presentamos: '47 años', 'Dudoso perfil profecional' y 'Atilano se quedó pensando'.

Coctelera

47 años

El 19 de junio de 1973 fue fundada la tuna La Calle de Calarcá y desde entonces no ha parado. Este colectivo musical nació de la estudiantina Jerónimo Velasco y hoy 20 integrantes, 7 de la primera generación, siguen rindiendo culto a las rondas y las serenatas. En cabeza de su director, Carlos Enrique Cañón Ruiz, están preparando un video de la canción Aquí Calarcá, autoría de Jesusita Bolívar, y así conmemorar los 47 años de labores. Además de la tuna, dos estudiantinas ha llegado a tener la agrupación, una de adultos y otra infantil, y han desarrollado varios trabajos de investigación musical. Este año, por el confinamiento, no hubo celebración colectiva pero fueron muchos los mensajes de saludo y felicitación los recibidos. Larga vida a la tuna La Calle, tres generaciones con el mismo sentimiento.
 

Dudoso perfil profecional

Como ya lo hemos dicho, al despacho del gobernador de Quindío, Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas, llegaron las tres hojas de vida, postuladas en nombre del colectivo Calarcá para Todos y el partido Cambio Radical, para escoger de allí el remplazo temporal del alcalde suspendido Luis Alberto Balsero Contreras. Los nombres postulados por el grupo de ciudadanos fueron los de la calarqueña Elizabeth Campillo Toro, que acredita su paso como contratista en la gobernación de Quindío y como funcionaria en dos notarías, y el de Jorge Camilo Rosso Dueñas, un coronel retirado del Ejército. El tercer nombre, que llegó por aval de Cambio Radical, fue el de Óscar Carantón Meneses, que dice ser tecnólogo en desarrollo gráfico de proyectos de arquitectura, fue presidente de la junta de acción comunal de su barrio y concejal de Calarcá. A Carantón se le fue un pequeño detalle de ortografía en la hoja de vida que entregó para estudio y que llamó la atención del gobernador; y aunque eso no lo descalifica para el cargo si deja muchas dudas sobre su perfil profesional pues escribió en su hoja de vida: PERFIL PROFECIONAL.
 

Atilano se quedó pensando

Como siempre el discurso de monseñor Carlos Arturo Quintero Gómez fue magistral y cautivó, de principio a fin, a los pocos asistentes al tedeum en la Catedral, realizado con motivo de los 54 años del departamento de Quindío. Al final de la ceremonia el representante a la Cámara, Atilano Giraldo, se acercó al obispo a saludarlo y le dijo, palabras más, palabras menos: estuve muy atento a sus palabras y me dejó pensando. Lo que no sabemos es qué fue lo que llamó tanto la atención del representante, sería cuando el religioso dijo que en el Quindío estamos adormecidos o cuando afirmó que los políticos hablan de todo lo que realizan pero no sabemos en qué cambia la realidad eso que ellos hacen. Aunque pudo haber sido cuando monseñor dijo que este paraíso en el que vivimos lo hemos ido destruyendo, o a lo mejor cuando preguntó sobre cuál es el trabajo que se hacía de forma articulada. Quién sabe, tal vez lo que más caló en el pensativo Atilano fue cuando el obispo dijo: Santo Tomás, el santo de los políticos, dice que una sociedad no puede vivir sin Dios, así como la política no puede vivir sin moral.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net