Jueves, 21 Nov,2019
Opinión / JUL 18 2019

Con un investigador en la cafetería

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Pido tinto. Igual que muchos, cuando estoy solo en la cafetería aprovecho el momento para pensar en resultados de exámenes médicos, escribir relatos sobre frustrados amores o conversar con colegas lejanos. En fin sobre la vida. Converso imaginariamente con Jorge Enrique Gómez, profesor, investigador y vicerrector de investigaciones de la Uniquindío.

¿Un tinto, profe? No, gracias, me mira indeciso, ¿qué pasa? Su columna maestro: ¡actualícese!, de la Crónica del Quindío, del 4 de julio, elude mi propuesta. Invita a actualizarme como respuesta a mi columna ¡Maestro apoye usted a la U! ¿Propuesta?, mira al suelo. Profe Gómez, invitaba a egresados y jubilados a vincularnos a la investigación de la universidad. No me interesa, dijo y observa mi pocillo vacío. ¿Cómo va a demostrarnos que nuestra universidad es “pertinente, creativa e integradora”?, pregunto, recuerde que la réplica basada en la autocrítica impulsa el espíritu universitario. Yo veré, contestó indiferente, mi principal función es “erigir la investigación como eje del desarrollo institucional y comunitario”.

Pido otro tinto. Profe Gómez: ¿son palabras sobre el papel? Habla largo, su mirada desilusiona. Le contesto: las realizaciones que usted menciona las aprecio, por tratarse de un científico valorado. Sus reconocimientos son de la universidad, pero eso no es toda la universidad, menos la investigación universitaria.

Tomo otro sorbo. Parece alterado. Decido aclararle que el ranking U Sapiens, donde consulté los datos en mi columna criticada, podrían ser poco válidos, pero sirven como mensaje. Apoya su cara en una mano, escucha sin oír: tome cualquier ranking y responda: ¿por qué siempre aparecen las mismas universidades en los primeros lugares, Nacional, Antioquia, Valle, Javeriana, Los Andes? La UQ mejoró, pero ¿por qué en los ranking está por debajo de nuestras vecinas Caldas y Tecnológica de Pereira?

Necesitamos evaluarnos, ¿verdad profe? No contesta, se mueve incómodo. Responda: ¿cuál es el promedio de investigaciones por estudiante y por profesor, que han afectado la economía, educación, salud y cultura del departamento? ¿Cuántas y cuáles investigaciones proponen nuevos modelos de enseñar? ¿Cuántas y cuáles desarrollaron otras formas de pensar, y producir conocimiento? ¿Cuántas y cuáles, realizadas por egresados, han resuelto problemas graves del Quindío? Dejo el pocillo sobre la mesa. Mire, profe Gómez, esto dice Saramago: “Los únicos interesados en cambiar el mundo son los pesimistas, porque los optimistas están encantados con lo que hay.”

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net