Opinión / ABR 07 2020

Coronavirus: Sector empresarial

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El mundo se enfrenta a una de las crisis más fuertes que ha tenido en el siglo XXI. Completamos 15 días de cuarentena para salvar la vida de miles de personas y evitar la expansión del virus, pero al mismo tiempo poco a poco matamos el sector empresarial y económico. Son dos situaciones bastante críticas: una la enfermedad y otra la necesidad de salvar la economía. Todas las personas necesitan trabajar, comer, pagar sus deudas y el Estado recolectar recursos. Una situación económica que de no ser manejada adecuadamente puede llevar a un tema aún mucho más grave que el mismo virus, convirtiéndose en un problema de tipo social con situaciones terribles. 

El gobierno y cada persona tienen que planificar y tener todos los cuidados para hacer las dos cosas al mismo tiempo. Evitar la expansión del virus y abrir gradualmente la economía del país, con todas las medidas para proteger la salud, como la distancia de un metro entre personas, el uso de tapabocas obligatorio en cualquier lugar a todo momento, hasta que pase el peligro mundial. Las empresas que empiezan a laborar inicialmente después de esta cuarentena, deberán tener medios tecnológicos como controladores de temperatura, áreas de desinfección, profesionales expertos en salud ocupacional y una política clara para los permisos de los empleados afectados por gripa o dar positivos, para su tratamiento y su recuperación plena. Así como masificar la aplicación de pruebas e incrementar el aislamiento de los enfermos, un ejemplo que ha dado éxito en Corea del Sur, donde se han reducido los estragos del virus atendiendo su actividad económica. 

Hoy vemos cómo los emprendedores, pequeños, medianos, y grandes empresarios de la zona rural y urbana se ven afectados. Si ellos se afectan también la sociedad, el empleo, la región y el país. Solo hay unos sectores funcionando como el de los alimentos, droguerías, supermercados, transporte, entrega domiciliaria, con mucho éxito que soportaron esta grave situación económica. Pero se requiere poner a funcionar gradualmente todos los sectores, con las medidas de seguridad, aprendiendo de los éxitos que se vienen aplicando en China en las zonas iniciales donde empezó todo, al igual que Singapur y Corea del Sur. 

El gobierno nacional, a través de esta emergencia económica, debe apoyar con subsidios a los empresarios pequeños, medianos y grandes para sostener nóminas y financiar el tema de pagos para la generación de ingreso clave en movimiento y en la circulación de dinero. Así como a los estratos 1, 2 y 3. 

Si llegamos a una cuarentena mucho más larga, en algunos meses no habrá empresas, ni siquiera gobierno para financiar. Apagar la economía sería lo peor que puede ocurrir; generaría un caos económico, político y social muy grave para el país y la región.

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net