Opinión / JUL 04 2020

Defensa de los ríos del Quindío

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

La Clínica Sociojurídica de Interés Público de la Universidad de Caldas, por pedido de la organización EcoGénova, acompañará el caso sobre las Pequeñas Centrales Hidroeléctricas, PCH, que amenazan los ríos del Quindío.

Este proyecto de la U. de Caldas, bajo la dirección de los profesores Juan Felipe Orozco y Laurent Cuervo Escobar, se ha destacado por realizar el acompañamiento de otros proyectos como el de la central hidroeléctrica de Montebonito, en Caldas, detenido desde hace 5 años. Igualmente, la entidad jugó un rol esencial frente a la central hidroeléctrica El Edén, para demostrar el impacto social, económico y ambiental, con la hidroeléctrica, que secó más de 35 quebradas, afectando toda la dinámica de la zona cordillerana.

Al día de hoy han solicitado declararse como terceros intervinientes para ser incluidos en todo el proceso de licenciamiento ambiental de la PCH del Quindío. De esta manera se podrá evaluar si el proceso de concesión de caudales, otorgado prematuramente desde 2010 por la CRQ, sobre los ríos Rojos, Azul, Verde, Lejos y Santo Domingo para las hidroeléctricas, ha respetado la normatividad. La Contraloría General de la República ya había señalado varias irregularidades en estas concesiones. Al mismo tiempo se evaluará los estudios de recursos ambientales, el diagnóstico ambiental de alternativas y el estudio de impacto ambiental, indispensables antes de otorgar la licencia ambiental.

La CRQ sigue manejando desde su dirección un doble discurso frente a la ciudadanía, alcaldías y las empresas energéticas. Por un lado el subdirector de regulación y control ambiental, Carlos Ariel Truke, declaró ante el consejo directivo de la corporación que “se han solicitado 11 permisos” de los cuales afirmó 4 fueron desistidos por la empresa y de los “6 que quedan se entregaron los resultados y no cumplen los requisitos del estudio y no podrían continuar con otro trámite. E-lectrica SAS no está en nada porque no cumple, no se viabilizaron” —Acta Nº6, Consejo Directivo CRQ—; pero por otro lado la empresa E-lectrica SAS parece no estar informada de esto, ya que ha intentado, sin éxito, seguir socializando sus proyectos en Génova y acceder a los predios para avanzar en los trámites de los estudios, encontrando siempre el rechazo de la población.

Los proyectos de PCH buscan desviar los ríos de varios municipios del Quindío, a veces por varios kilómetros, afectando seriamente la disponibilidad de agua, no solo sobre el caudal de los ríos, sino sobre quebradas y nacimientos. Los impactos negativos que se han podido estudiar en estos proyectos no solo serían ambientales, también hay serias repercusiones económicas, culturales y sociales.

Con la Universidad de Caldas, no se dudará en acceder a todos los instrumentos jurídicos presentes en la legislación colombiana para frenar estos proyectos. Esperamos realizar una audiencia pública y desenmascarar los intereses ocultos que se han mantenido bajo un silencio perturbador desde la CRQ, municipalidades, concejos, gobernación y alcaldías.

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net