Lunes, 21 Oct,2019
Opinión / JUN 05 2019

Despacio que estamos de afán

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Cuando termine este mes de junio habrá concluido el primer semestre del año y se entrará a la octava y última parte de los gobiernos elegidos que tienen saldos negativos por el incumplimiento a las promesas de campaña y a los planes de desarrollo inciertos, manipulados por tecnócratas foráneos que se interesaron más en el jugo de sus contratos que en la superación a las necesidades sociales, estructurales, las de salud y educación todos amasados por la picardía oficial.

Pasamos de un gobernante elegido que terminó en la cárcel por causa de la corrupción que imperó en el gobierno inmediatamente anterior, a cuatro alcaldes encargados, y al nombramiento ordenado por el jefe del partido Liberal. A Óscar Castellanos le correspondió recibir un gobierno en cuyas gavetas no había más que mezquindades. 

Un municipio sin alternativas financieras y con valorización no como la herramienta para avanzar en la prosperidad local, sino como el formato que facilitó el robo de más de 30 mil millones que ya habían salido del bolsillo de los contribuyentes. El Quindío y el municipio capital pagaron un alto costo por las jugarretas corruptas de sus gobernantes.

Desafortunadamente la corrupción no tiene arritmia. El corazón de los corruptos late a ritmo normal, y ellos, los inmorales, le respiran al cuello a gobernantes y funcionarios públicos con agenda trazada desde las cárceles regionales.

Queda muy poco tiempo, Armenia necesita que la administración de Óscar Castellanos marche segura. Que saque al municipio del paso lento que lo atrofia y que para hacerlo disponga de buenas intenciones. El año electoral se acelera cada día y los intereses personales y politiqueros más arraigados en conciencias inescrupulosas para las que hacen de la política un avispero, con objetivos basados en riesgos peligrosos —como que la justicia aunque cojee, tiene capacidad de abrir espacios en las cárceles del país—.

Vea usted señor alcalde en qué puede contribuirle al municipio, eche mano de las obras que puedan garantizarle a la ciudad que serán terminadas después de que usted se vaya. Saque del fogón el caldo de las menudencias y prenda la llama de las boquillas que le den calor a las prioridades. 

Si sus aspiraciones políticas apuntan a la Cámara de Representantes juéguesela por Armenia y la historia se lo agradecerá. En poco tiempo también se pueden recorrer senderos iluminados. Permita que las elecciones las haga el pueblo en ejercicio de la democracia y no las maquinarias del poder. La opinión ya sabe que las instrucciones del gobierno en el departamento son las de votar por Álvaro Arias Velásquez de los afectos de Luz Piedad y Ánuar Oyola. ¡Alerta! No hay que mezclar, ni patrocinar el alboroto y la confusión que rima con la corrupción.


@jorgelieceroroz


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net