Opinión / ABR 20 2020

¿Edeq?

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Cuando el Quindío era una provincia olvidada por allá, en los años 50 y 60, el deficiente servicio eléctrico en los municipios lo prestaba, o la Hidroeléctrica de Caldas –CHEC- con redes eléctricas obsoletas, o la eléctrica Quindío, empresa privada con una planta muy pequeña de propiedad de la familia Laserna.

Como la CHEC no hacía nuevas inversiones, menos en zonas apartadas de esta región, asumió esa tarea la Corporación Autónoma Regional en casi todos los municipios, apoyada en el sector rural por el Comité de Cafeteros –Crea la división de ingeniería–, con recursos del Fondo Nacional del Café, pero solo para la zona cafetera. Una vez creado el departamento, este se vincula a las inversiones del sector eléctrico con recursos de los planes quinquenales.  

En el año 1988, se crea la EDEQ. Socios fundadores: Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ, alcaldías de Montenegro, Quimbaya y Calarcá, Comité de Cafeteros del Quindío y el Gobierno Nacional a través del Instituto Colombiano de Energía Eléctrica, ICEL, socio mayoritario con el 57 % de las acciones. Después se vincula Armenia, esto desató una polémica sobre la conveniencia de sumar al municipio a esta nueva entidad. Tercian en contra de esa integración líderes con visión como Silvio Ceballos y Samuel Grisales.

La energía que le vendía la CHEC era insuficiente, además de pocos los ingresos debido a unas tarifas no dejaban margen de ganancia suficiente para hacer las expansiones requeridas, EDEQ siempre solicitó a la Comisión de Regulación, CREG, alzas de tarifas moderadas para hacer las inversiones requeridas y siempre le fueron negadas. 

Al liquidar ICEL, sus acciones pasaron al gobierno nacional que las pone en venta y aparece EPM, para quien estaba predeterminada la negociación, y así se convierte en el mayor accionista. De la EDEQ, Empresa de Energía del Quindío, orgullo de los quindianos, solo nos quedó el aviso y unas acciones irrisorias: 0.04 %, municipio de Armenia; 0.43 %, Federación nacional de Cafeteros; 6.67 %, Empresas Públicas de Armenia. Una vez EPM se hizo dueño de la mayoría de las acciones de la EDEQ, la CREG, obediente, accedió a los aumentos de tarifas que tanto pidió la EDEQ.

Desde que la empresa creada con esfuerzos económicos quindianos pasó a manos de Medellín, las tarifas no han tenido piedad con los usuarios, hasta esta última que pretendió en medio del desastre de la pandemia incrementar en casi el 10 % el consumo de energía y que les tocó reversar gracias a la presión social.

Veamos utilidades: en el 2018, $33.665 millones; en el 2019, $35.822 millones. Sumados los últimos 5 años las utilidades de la EDEQ, que engrosan los bolsillos paisas son de $147.616 millones.

Frente a uno de los mejores negocios lícitos que existen, pregunto, ¿dónde estaba la visión de la dirigencia quindiana?

Coletilla: de la CHEC pasamos a CRQ, EPA e ICEL, luego convertida en EDEQ y gracias a la CREG terminamos convertidos en EPM.

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net