Opinión / ABR 24 2016

El Área Metropolitana del Quindío

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Algunos han censurado el viaje a Barcelona del gobernador Carlos Eduardo Osorio y de nueve alcaldes del departamento. Es natural que haya estos comentarios y el propio Gobernador los recibirá con ánimo conciliador y democrático. Por mi parte, considero que el aceptar esa invitación fue un acierto y que en breve tiempo se apreciarán con justicia sus resultados benéficos. Hay que dejar a un lado, como cosa del pasado, una visión recortada y estrecha.  Estoy convencido de que si ese viaje contribuye, como lo hará sin duda, a la creación del Área Metropolitana del Quindío, este solo hecho lo justificará con creces. Veamos.

Las áreas metropolitanas no son tan nuevas en Colombia. La reforma constitucional de 1991 se limitó a conservarlas, pues ya se habían creado en la reforma de 1968. Y en el caso del Quindío lo que hay que hacer es, sencillamente, convertir en normas jurídicas, al constituir el Área, lo que desde hace tiempos existe por motivos geográficos, sociales y económicos.

El Área permitirá proyectar el departamento como lo que es: una ciudad dispersa, definición que acuñara Jaime Ramírez quien fuera alcalde de Calarcá por allá en la década de los sesentas del siglo pasado. Es evidente que los problemas de suministro de agua y de la conservación de sus fuentes, de disposición de basuras, de vías de comunicación, tienen que tratarse como si fueran  de una sola ciudad. Para hablar de un solo caso que demuestra esta afirmación, basta tener en cuenta que el sector norte de la avenida Centenario de Armenia, no pertenece a este municipio sino a Salento. Y el día en que se construya la avenida al aeropuerto El Edén, nadie podrá negar que los temas urbanísticos y de todo orden de La Tebaida tendrán que mirarse en conjunto con los de Armenia.

El Área será una entidad que permitirá coordinar el desarrollo de todos los municipios del departamento. Para entender esto en toda su dimensión, es suficiente leer el artículo 2º de la ley 1625, que define las áreas: “Artículo 2°. Objeto de las Áreas Metropolitanas. Las Áreas Metropolitanas son entidades administrativas de derecho público, formadas por un conjunto de dos o más municipios integrados alrededor de un municipio núcleo, vinculados entre sí por dinámicas e interrelaciones territoriales, ambientales, económicas, sociales, demográficas, culturales y tecnológicas que para la programación y coordinación de su desarrollo sustentable, desarrollo humano, ordenamiento territorial y racional prestación de servicios públicos requieren una administración coordinada.”

Estoy convencido de que todos los alcaldes del departamento son partidarios de la constitución del Área Metropolitana del Quindío. Ninguno de ellos podría incurrir en la torpeza de pensar que su municipio es un ínsula, aislada de todos los demás.

Ahora lo importante es no perder tiempo. Es el momento de elaborar el proyecto de constitución, en el cual únicamente hay que señalar los municipios que integrarán el área, el municipio núcleo y las razones en que se funda. Creo no equivocarme al considerar que solamente puede quedar fuera del Área el municipio de Génova, por su distancia.

Sin embargo, ésta es una materia que se debe analizar objetivamente para llegar a la mejor decisión.

Si el proceso comienza en este momento, es posible que antes de terminar el presente año haya culminado.

En esta oportunidad no veo a nadie con la capacidad de oponerse a esta iniciativa. El intento de hace algunos años fracasó, por desgracia, por la ignorancia de una funcionaria que hizo todo lo que estaba a su alcance para engañar a la gente y conseguir que la mayoría de los votantes lo hiciera en contra.  Nada semejante puede acontecer hoy.

En conclusión: solamente felicitaciones merece el Gobernador por el viaje que ha sido piedra de escándalo para algunos. La creación del Área, que fue uno de sus propósitos,  será el primer fruto. Como lo hice cuando el primer intento, estoy dispuesto a colaborar en todo lo que esté a mi alcance para que esta idea se vuelva realidad. Y lo haré sin ningún interés diferente al bienestar de todas las gentes de mi tierra.   Estamos obligados a hacer del Quindío lo mejor de Colombia.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net