Editorial / MAY 20 2020

El concejo dijo

La ciudadanía espera de los concejales un rol más activo y constructivo y no que simplemente se asomen al balcón a ver pasar la procesión.

Ante la inquietud planteada en nuestra nota editorial del día de ayer, en la que cuestionábamos el rol de control político que deberían ejercer los concejales de Armenia, a propósito de varios hechos relacionados con la contratación del municipio y que son investigados por la Procuraduría, este medio consultó la opinión de los diecinueve concejales, pero no obtuvo respuesta de todos ellos. Algunos ignoraron la solicitud hecha por la sala de redacción de LA CRÓNICA para pronunciarse al respecto, lo que ahonda la preocupación de este medio sobre la pasividad de los corporados. 

Está claro, y así quedó escrito en las páginas de LA CRÓNICA, que el reglamento obliga solo a la discusión del plan de desarrollo y de los subsidios de EPA en estas extraordinarias, porque para eso fueron solicitadas. Pero, también se dijo que no es el único mecanismo, ni escenario, para pedir las explicaciones que hace rato debieron solicitar los concejales al ejecutivo local sobre lo que ha pasado con la contratación durante estos meses. Otra cosa es que los concejales no estén interesados por ahora en aclarar lo que ya las veedurías y los medios de comunicación han expuesto a la opinión pública y que provocó las acciones de los entes de control y, de paso, las dimisiones, hasta ahora, de un asesor y un secretario de despacho del CAM.

Uno de los concejales consultado dijo que no conoce los motivos por los que el acalde le pidió la renuncia a dos de sus funcionarios y que si ellos habían renunciado sus motivos tendrían. Por favor, señor concejal, decir que no sabe la razón por la que renunció el asesor administrativo y la directora de Bienes y Suministros es tan inverosímil como preocupante. Se trata del funcionamiento de una alcaldía a la que usted está obligado a vigilar porque para eso lo eligieron.

Un concejal lamentó que los funcionarios se hubieran apartado de sus cargos porque cree que son excelentes y que tenían mucho que aportar. Y agregó que todo se trataba de una guerra política que además generaba atraso para la ciudad. Declaraciones como estas confirman lo que muchos piensan y es que más que un concejo, los ciudadanos en las urnas terminan eligiendo integrantes para un comité de aplausos. Están equivocados quienes creen que pensar diferente solo es propio de un enemigo y que la contradicción es sinónimo de persecución. 

Otro concejal dijo que la pandemia es algo nuevo para todos y que por la premura y las ganas de brindarle respuestas a la ciudadanía podría haber generado dificultades para avanzar y que además en el ámbito nacional son 26 las ciudades capitales vigiladas. Otra respuesta que preocupa señor concejal. El principio de precaución y prevención y la transparencia en la contratación nunca pueden pasar a un segundo plano por urgente que sea el asunto a atender. Además, el hecho de que medio país este vigilado por actuaciones dudosas en materia de contratación no justifica ninguna falta al respecto. 

Otro de los concejales que respondió las inquietudes del periodista de este matutino dijo que el alcalde pudo estar mal asesorado y estuvo de acuerdo con las renuncias. Dos de sus homólogos están pensando en pedir las explicaciones respectivas cuando el otro mes los citen a sesiones ordinarias. Ojalá cuando eso pase el concejo no se convierta, como es costumbre, en el crisol de las peroratas.

Pero, la declaración más desafortunada fue la de un concejal que le dijo a LA CRÓNICA que no podía referirse a ese asunto porque no conoce a fondo el caso. Qué horror.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net