Sabado, 16 Nov,2019
Opinión / JUN 22 2019

El modus operandi I

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Mientras el alcalde Óscar Castellanos omite advertencias, no ha habido poder humano para evitar la corrupción en Empresas Públicas de Armenia —EPA—. Allí, la patrona, Lina María Salazar, hace lo que se le viene en gana con unas de las empresas públicas que genera mayor riqueza en Armenia. Es una de las monas intocables.

 

En Quindío, algunos se han vuelto expertos en crear cualquier figura administrativa para saquear el presupuesto público. 

Aquí la historia. 

El 17 de mayo del presente año EPA realiza una invitación ‘pública’ con el objeto de contratar la construcción de sumideros para unos lugares específicos de la ciudad de Armenia. Y deja como plazo para entregar las propuestas hasta el día 23 de mayo, 5:00 p. m. Luego a dicho plazo, le otorgan cinco días más para recepcionar los documentos, es decir, hasta el 28 de mayo. Día en el cual se hace cierre de entrega, y se pudo constatar ocho proponentes que entrarían a examen. 

EPA siempre cuenta con contratistas privilegiados. Y para dicha convocatoria, aparecieron dentro los ocho proponentes, ni más ni menos, que los amigos de Pacho, los ingenieros José Hernán Ortiz Carreño, Olga Cecilia Sánchez y Stella Sánchez Giraldo. 

Sin embargo, los tres aludidos proponentes no incluyeron el personal solicitado por la entidad. Con arreglo a lo anterior, la entidad hizo la respectiva evaluación y dio traslado del informe. Dichos proponentes tenían algunos días para subsanar errores en las propuestas. Fue así que aprovecharon los ingenieros para ingresar el personal requerido, pero haciendo uso de la subsanabilidad de manera indebida. Tenían días de ventaja para conseguir hojas de vida con experiencia y poder ganarle a los otros en el concurso. Así es el modus operandi de EPA cuando quiere favorecer a sus amigotes. 

De otro modo, se trata de un espejismo que no sirve más que para distraernos de lo que en realidad existe en el trasfondo del asunto. Y en el trasfondo, se configura acciones encaminadas a beneficiar —a como dé lugar— a un grupo de personajillos contratistas que pertenecen a una campaña política en concreto. En todos los rincones de Armenia, se sabe que Castellanos direcciona su voluntad para que Piedad Correal sea quien ocupe su lugar a partir del 1 de enero del 2020. 

Debo explicar entonces que los mismos que llevaron a la ciudad de Armenia al fracaso, ahora bajo la farsa de las firmas, están detrás de la falda de Correal. No tengo nada en contra de la abogada. Creo que hizo un excelente trabajo en la Defensoría del Pueblo. Pero se tiene que denunciar que hacen uso de la imagen de ella para camuflar la corrupción que ha destrozado la vida de los quindianos. Esta columna no tendrá piedad con ninguno. Así que esperen lo peor contra los que le han hecho daño a la gente de Armenia. 


@Cronicaquimbaya


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net