Jueves, 17 Oct,2019
Opinión / JUN 29 2019

El modus operandi II

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

No se hizo esperar por parte de la abogada Correal —candidata a la alcaldía de Armenia— respuesta a mi columna del sábado pasado. Ella, a modo de réplica, me dice: “Usted sabe que yo no consentiré ningún hecho de corrupción en la alcaldía. Usted me conoce ¡y voy con toda para erradicarla, no voy a manchar mi nombre ni la ciudad con hechos que atenten contra la honestidad y el erario!”.

Correal, de ello se deriva una pregunta: ¿Cómo es posible que usted hable con tanta fuerza de que no consentirá ningún hecho de corrupción cuando quienes la rodean son corruptos? En fin, no le creo en lo más mínimo. Pero así como ella, e igual para Álvaro Arias y Javier Ramírez, han hecho de la recolección de firmas un ardid con fines de presentarse ante los ciudadanos como seres ejemplares y merecedores de los cargos a ocupar. La moral en pasta. 

Ellos no tienen  pantalones para decirle a los quindianos quiénes son los que les sufragan sus campañas o, qué otros políticos son los que están detrás respaldando su proyecto político. E igual, Piedad Correal no tiene faldas para decirle a los de la capital —con nombre propio— quiénes son los que le hablan al oído. Quizás está columna si lo diga. Mientras tanto, Piedad Correal, y el resto de candidatos, deben de saber que lo primero que tienen que entrar a hacer es limpiar a Empresas Públicas de Armenia, EPA. 

Cualquiera que gane la alcaldía, sépanlo de una vez, no puede permitir que EPA continúe siendo un directo político, ni mucho menos la caja menor para financiar campañas electorales del municipio ni del resto del departamento. Usted ciudadano que paga puntualmente su factura, esos recursos terminan en los bolsillos de la clase politiquera de Armenia. Y una vez que las autoridades de control realicen investigaciones puntuales al interior de EPA, con referencia a la supuesta autorización que el gerente Jorge Iván Rengifo le ha dado a la empresa FRC Ingeniería & Gestión SAS, la encargada de la distribución de las facturas del servicio público de acueducto y alcantarillado, de manipular la base de datos de toda la empresa pública para los intereses de la empresa privada, sin espera alguna, deben de solicitar la renuncia a los implicados.  

¿Qué pensará Piedad Correal si se llaga a comprobar que se está haciendo uso de los datos privados de los usuarios para que la empresa del amigo personal del gerente aumente sus ventas? ¿Será ella capaz de hablarle duro, así como lo hace con esta columna, al alcalde Castellanos, denunciando que al interior de EPA, fuera de las monas, existe una canasta de manzanas podridas, como lacras que continúan haciendo de la administración pública la alternativa para enriquecerse a costillas de los habitantes trabajadores y honestos de la capital del Quindío?


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net