Viernes, 18 Oct,2019
Opinión / AGO 03 2019

El paseo I

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

En el año 2017, cuando el gobernador no sabía para dónde direccionar el departamento, y sigue sin saberlo, el gerente eterno de la Cámara de Comercio de Armenia inflaba pecho diciendo: “empresarios se mostraron inquietos e hicieron varias preguntas sobre cómo invertir y las posibilidades de negocio, lo que se espera que dé resultados”. 

Se refería Rodrigo Estrada Reveiz a la visita que hizo el alcalde de Dover —New Jersey— James P. Dodd, junto con un grupo de 11 empresarios al departamento del Quindío en los días del 17 al 24 de septiembre. 

Toda una “proeza de gestión internacional” realizada gracias a su monaguillo íntimo de tiempos pasados Fabián Beltrán. 

Entre fiestas y alegrías estaba entonces el gobernador en aludido año 2017 porque había empresarios estadounidenses con intereses de invertir en el Quindío, o, por lo menos, se pensaba que los empresarios del Eje Cafetero iban a tener la oportunidad de exportar sus productos al mundo americano. Fue tanta la felicidad que la gobernación puso a disposición toda la fuerza de gobierno para que los visitantes se sintieran como en casa. De hecho, el gobierno departamental, en convenio con Cotelco, y este último haciendo una jugada extraña, contrató a un tercero y canceló $14.792.960 correspondiente a los servicios prestados por atender a los gringos —ver cuenta de cobro—. 

Fueron visitas y fiestas que pudo vivir el alcalde de Dover. Un año después cuando el alcalde lo atendieron como rey en el Quindío, no se hizo esperar por parte de su municipalidad reclamos por haberse gastado recursos públicos para venirse de paseo al Quindío. De hecho, los ciudadanos le vienen reclamando a James P. Dodd, y a su director de Desarrollo Económico, resultados concretos obtenidos en virtud de la “misión empresarial” que realizaron en el Eje Cafetero. E incluso instauraron queja en la fiscalía por presunto desfalco al erario público. Asustado el alcalde, se comunica con el gobernador del Quindío con el fin de que le envíe —ocho meses después de la visita— una carta donde consten los agradecimientos y apoyo a los quindianos. —Ver carta agradecimientos del gobernador—. Dicha carta la ha utilizado el alcalde James para justificar los gastos. 

En Quindío pasó desapercibido el tema. Nadie indagó cuántos contenedores se han exportado cargados de café y plátano a Dover —New Jersey—. Obvio, a nadie le importa porque fue unas de las gestiones mediocres que hizo el gobernador en su triste y aguacatero gobierno. 

En Colombia es un chiste que los entes investiguen estos asuntos, pero en Estados Unidos es una cuestión seria. El gobernador gastó plata en gringos pudientes. Y sólo se trató de un paseo para satisfacer los deseos de Fabián Beltrán. En El paseo II, continuaré. 

Vea las pruebas aquí.

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net