Opinión / MAY 20 2020

El suicidio en la actualidad

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Desde mi experiencia profesional, este es uno de los temas más difíciles de tratar en salud mental, hay múltiples teorías, estudios y formas de intervenir este fenómeno que va en aumento y que genera tanto impacto. Para nadie es un secreto que Quindío ha tenido una taza de suicidios que en proporción puede ser más alta que la del resto de departamentos. Hoy quiero dar una posición personal de conclusiones producto de la experiencia que he tenido como sicoterapeuta y en los casos que he podido analizar.

En cierto modo la vida es una oportunidad única que tienes como persona, donde el único dueño y señor eres tú, puedes ser partícipe de tus procesos de pensamiento y emocionalidad, puedes sentirte mejor y construir todo un proceso de vida con base en tus propios parámetros, tienes la posibilidad de ser feliz; sin embargo, a pesar de esto, muchas veces piensas que nada de lo que vives te llena, te sientes vacío y sin sentido y algunas veces has podido experimentar que no vale la pena vivir, esta experiencia es de las más oscuras, porque realmente en tu interior lo sientes y a pesar de que tu vida te pertenece y eres tú quien toma la decisión, no lo hagas en un momento difícil, no tomes decisiones como esta en un momento de presión, nunca desde una depresión, jamás dentro de una situación difícil o estresante.

Lo anterior lo planteo porque tenemos que liberarnos de algunos paradigmas y liberar a las personas en su pensamiento, sin embargo, en este proceso de liberación debemos entender que lo más responsable es frenar cualquier tipo de conducta estando en una situación difícil o traumática.

La semana pasada veíamos cómo una persona acabó con su vida por presión de la situación actual, muchos critican estas situaciones. Yo pienso que tomó una decisión inmadura en un momento de estrés, tal vez la única salida que pudo tener en su mente llena de incertidumbre y dolor era hacerlo. Es posible que su mayor pecado haya sido tomar una decisión en un muy mal momento, donde su mente no era clara y sus pensamientos se veían completamente comprometidos por el gran estrés causado por las situaciones de su vida, estrés que no permitía ningún punto de razón y reflexión.

Debemos entrenarnos en frenar y madurar en nuestros pensamientos reflexivos, tal vez la solución no es decirle a nadie que no acabe con su vida, ya que muchos dirán que es suya, pero siempre podemos hacer que cualquier persona se tome una pausa para entender que en un momento difícil no debe tomar una decisión como esta. Si tenemos la oportunidad de hablar con alguien sobre esto, a parte de escucharlo, entenderlo y comprenderlo, deberíamos pedirle solo un tiempo para pensar y tal vez así podríamos contribuir en algo a su vida.

La vida es tu regalo, tomate un tiempo para pensarlo.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net