Miércoles, 13 Nov,2019
Opinión / OCT 22 2019

El voto constreñido por la alcaldía

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Los corruptos le perdieron el miedo a la justicia y el respeto a la ciudadanía. Los audios donde se escucha a Piedad Correal son la prueba contundente de delitos electorales e indebida participación en política del alcalde y Sandra Aristizábal. 

Es la demostración que toda la administración municipal está en campaña para elegir a Piedad, Roberto Jairo y Armando Aristizábal, hermano de la asesora de la alcaldía. 

Para ser coherentes con su discurso de transparentes e independientes, sin ningún vínculo con dirigentes corruptos, por ética, tanto Piedad Correal como Roberto Jairo Jaramillo deben denunciar estos ilícitos a su favor ante la Fiscalía. Y como queda probado que mintieron, porque son los candidatos de Luz Piedad, Emilio Valencia, y de ‘Corrupción Radical’; por respeto a la ciudadanía deben renunciar a sus aspiraciones. 

 En las pasadas elecciones parlamentarias, Óscar Castellanos y Roberto Jairo también aparecieron mencionados en los audios en los cuales Ánuar Oyola, candidato a la Cámara, reconoce que estaban comprando apoyos políticos y que los antes mencionados también dieron dinero para esos propósitos. Por estos hechos, el candidato fue condenado penalmente, e inexplicablemente sus compinches salieron indemnes. 

El próximo domingo es el día del civismo, de la dignidad, de salir masivamente a demostrar que el voto libre de los ciudadanos de bien no puede seguir permitiendo con su indiferencia que el voto amarrado de la alcaldía; una minoría que vende su conciencia, por dinero, un puesto o un contrato de 3 o 4 meses, elija a los corruptos.

Es el momento para derrotar a las maquinarias electorales de los partidos tradicionales que han secuestrado, mal gobernado y saqueado las arcas de Armenia y el Quindío. Sería irresponsable y un acto de masoquismo votar por Piedad y Roberto, que son impuestos por dirigentes, alcaldes y gobernadores venales, o reelegir a diputados que aprueban ordenanzas inconstitucionalmente, o a los concejales que aprobaron el latrocinio de valorización. 

Tampoco se debe votar por los candidatos Álvaro Arias y Luis Fernando Jaramillo de los partidos Conservador, Centro Democrático y el Mira, que aliados con el gobernador replican la estrategia de la alcaldía. Representan el continuismo, son más de lo mismo. 

Existen opciones que representan el cambio y garantizan gobiernos con independencia, transparencia y sensibilidad social como Javier Ramírez Mejía para la gobernación y José Manuel Ríos Morales para la alcaldía de Armenia. Para la Asamblea, Christiam Suárez y Mario Baena Mejía. Para el Concejo de Armenia, Felipe Villamil, preparado, honesto, cívico y con trabajo social. Todos excelentes ciudadanos con una hoja de vida intachable, que son prenda de garantía, rectitud y probidad. 

Y para los escépticos que ya no creen en nadie, la mejor opción es el voto en blanco. Todos a votar para derrotar la corrupción y el clientelismo. La abstención es un premio a los delincuentes que tendrán que constreñir y comprar menos votos, para seguir usufructuando la administración pública. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net