Jueves, 14 Nov,2019
Opinión / JUL 23 2019

En la víspera

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

En pocos días se inicia la campaña electoral que busca renovar alcaldes, gobernadores, concejales y diputados en todo el país, en una jornada de campaña de cuatro meses que anuncia a todas luces una jornada ardorosa, matizada por el notable hastío de los ciudadanos por la manera de hacer política y, sobretodo, por quienes suelen llamarse políticos o dirigentes políticos.

En la región se van definiendo nombres y partidos y el liberalismo que lidera el representante Luciano Grisales acaba de entregar avales para la mayoría de esas dignidades; algo similar hizo el Centro Democrático al definir el nombre del empresario y estudioso Luis Fernando Jaramillo Arias para la alcaldía de Armenia; el partido Verde y Compromiso Ciudadano en cabeza del dirigente Álvaro Muriel para gobernación y Jaime Martínez para alcaldía; otros se van a inscribir por firmas como el exsenador Javier Ramírez Mejía y Álvaro Arias Velásquez para gobernación; con seguridad se inscribirá José Manuel Ríos Morales para la alcaldía de Armenia; Piedad Correal Rubiano para la alcaldía de Armenia y Gonzalo García Rivera para Calarcá, brillante economista y antiguo alumno; en fin, escribo estos nombres al azar, porque la lista será más larga y faltan datos de otros municipios.

Pero la que importa en la futura campaña son los argumentos y los programas que van a mover el interés ciudadano, la manera como los candidatos van a llegar a una sociedad desalentada, pobre en buena parte, y ofendida al extremo por la corrupción generalizada y el pobre avance social y económico.

En ese sentido, me parecería hasta ofensivo que los candidatos lleguen a prometer el oro y el moro o al extremo, a llevar tejas, viandas, o dinero contante y sonante. No.

Lo que el pueblo quindiano está esperando es sinceridad, claridad en los programas, y un respeto absoluto por el votante; que todos vayan a los debates, que se analicen las cifras reales de la administración y que no se prometan ríos de leche y miel; desde luego que exhiban sus manos limpias y sus declaraciones de renta para tener seguridad sobre la procedencia de sus bienes.

Como viejo analista y conocedor de nuestra geografía política, creo que en estas elecciones como en ninguna otra, existirá una reacción ciudadana sin precedentes que pudiera significar un remezón político significativo, o muy al contrario, por el hastío existente, una mayor abstención y aumento del voto en blanco. Me inclino por la primera opción, pero ello no será posible si los candidatos en la lista no agregan imaginación e inteligencia al conjunto de sus campañas.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net