Opinión / JUL 14 2020

Gratitud a la fuerza empresarial

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Más de 11.800 empresarios le apostaron en medio de la crisis a la formalidad y este es un acto que debe exaltarse, pues reconocemos desde la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío que no son tiempos fáciles, no obstante, los empresarios en los momentos más difíciles entendieron la formalidad como la posibilidad de hacerse visibles ante el respaldo institucional, gubernamental, ante entidades financieras y proveedores o clientes potenciales que cumplirán un papel fundamental en el proceso de su recuperación. 

Las expectativas fueron superadas durante la ampliación del periodo de renovación, no solo por el número de empresarios que decidieron renovar su matrícula mercantil, sino en términos tecnológicos donde se reportó que un 58 % de las renovaciones se realizó por internet incrementando en más de un 20 % respecto al año anterior. Ahora bien, es claro que el panorama que afronta el sector empresarial no es el más alentador, las cifras de desempleo, las pérdidas en puestos de empleo, el cierre de negocios donde a la fecha se han reportado más de 1.300 cancelaciones de negocios, corresponden a un innegable impacto derivado de la coyuntura actual que es claro golpea la dinámica económica de la región, del país y del mundo. 

Por ello, las gestiones ante el gobierno nacional para la reapertura de fronteras, el área de apoyo de cámara de comercio para la instauración de protocolos de bioseguridad para empresarios, la clínica empresarial donde ofrecemos servicios de apoyo, desde asesorías jurídicas, financieras y tributarias, así como capacitaciones de actualización de cara a la crisis y la intermediación ante entidades y gobierno local para los beneficios a la fuerza empresarial, continúan vigentes para respaldar al empresariado, a la fecha más de 5.000 empresarios han acudido a la cámara de comercio para recibir acompañamiento en su proceso de reapertura y avanzamos en proyectos de fortalecimiento sectorial. 

La semana anterior vivimos una jornada atípica en términos de renovación, jornada que fue muestra de que existe un sentimiento de esperanza frente a la recuperación que tendrán nuestras empresas que se ha reinventado o que han soportado las afectaciones de la pandemia, recordemos que el sector privado y nuestros empresarios son los responsables de más del 70 % de la generación de empleo en la región, es a ellos a quienes les debemos el desarrollo de la región y esa gratitud para nuestros empresarios debe demostrarse desde temas tan sencillos como la activación de la compra local, Yo le Compro al Quindío deberá ser uno de los eslogan que suenen con mayor fuerza a lo largo de esta paulatina reapertura, que deberán completarse con el pronto actuar  de las autoridades para abrir las fronteras interdepartamentales e intermunicipales, es el momento de brindar todo el apoyo al empresariado en especial, a sectores como el turismo, restaurantes y afines que ya no pueden esperar más y requieren por parte de los entes gubernamentales los permisos necesarios para operar.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net