Martes, 15 Oct,2019
Opinión / AGO 15 2019

Hace 30 años tirotearon a Galán

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Una trinca de narcos, paras y políticos corruptos que iban a perder sus privilegios si Galán ganaba la presidencia, lo balearon, ayudados por el director del DAS general ochentón, Miguel Maza, quien ya pagó siete de 30 años dosificados en la Corte.

En 1948, por el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, Bogotá ardió, se ocasionaron trescientos mil homicidios en el país; es como dejar sin gente a Armenia. El tableteo de Soacha —1989— solo produjo aquel muerto. Con casi todo el oficialismo liberal a favor, el candidato Hernando Durán Dussan habría triunfado “si los narcos no matan a Galán”, sostuvo Alfonso López Michelsen en el texto Palabras pendientes, página 36. 

En calidad de ministro de Educación de Misael Pastrana Borrero —1970-1974— último presidente del Frente Nacional, con el objeto de terminar una simple huelga estudiantil a Galán solo se le ocurrió cancelar el semestre; gastamos doce meses cursando seis de derecho. 

El grupo que dirigía era la honestidad, los demás montón de corruptos, argumentaba en intervenciones públicas. Embarazó a la trabajadora de su casa, no reconoció el niño, pero demandó después del acribillamiento y un juzgado sentenció ponerle el apellido. 

El libro Hay que tumbar al alcalde —pág. 34— de Juan Martín Caicedo Ferrer, recuerda que llegó a la alcaldía de Bogotá con 600 mil votos, cifra más alta hasta entonces. El exmandatario Carlos Lleras Restrepo —1966-1970— durante el último discurso de su vida en plaza principal capitalina en marzo 4 de 1988 lo respaldó, regañó a Galán, que se alió a Samper a fin de ensuciar su imagen, bajarlo del puesto y meterlo preso. 

Carlos Castaño Gil suministró a Popeye una metralleta mini Atlanta y Jaime Eduardo Rueda Rocha, desde el pavimento a la tarima le encajó varios balazos, ese viernes 18 de agosto. Enterrado el lunes 21, los colombianos abrieron un paréntesis en el dolor atentos al partido Colombia-Ecuador, eliminatorio para Italia-90. Dos días el cajón estuvo algo solitario en funeraria, según Memorias secretas del Revolcón de Mauricio Vargas Linares. 

Esa noche, en la avenida Bolívar de Armenia, calle tercera norte esquina sur, reuniéronse en la residencia de Niño Díaz: Santofimio vinculado con discutible prueba, Óscar Galvis Giraldo periodista radial, Lorenzo Bonilla, Inés Sánchez, Orlando Camacho Castellanos, a tomar aguardiente escuchando noticias del rafagazo.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net