Editorial / AGO 10 2020

La solución no es la vacuna

Aunque el mundo cuenta las horas para que haya una vacuna contra la COVID-19, la verdadera solución no es eso ni más camas de cuidados intensivos ni más ventiladores.

La solución no es la vacuna

Habrá júbilo, y con razón, en cada rincón del planeta cuando los laboratorios anuncien al mundo la comercialización de una vacuna contra la COVID-19. Será como un ventilador para una humanidad ahogada, enferma y temerosa, pero que aun en medio de una emergencia sanitaria sin precedentes no pierde esa dosis de la temible mezcla entre soberbia e imprudencia que la tiene acorralada. La vacuna será un gran logro para la comunidad científica y acceder a ella una victoria para cada nación, lograr una dosis será un premio, pero lastimosamente no alcanzará para volver el organismo inmune a la impertinencia. 

Multimillonarios recursos se han usado y se seguirán destinando para tener mejores hospitales, tecnología médica, elementos de bioseguridad y eso también está bien, pero si no hay un cambio actitudinal de fondo y permanente de la especie más evolucionada, siempre los problemas serán superiores a los presupuestos y las soluciones. La lucha no es contra el SARS-CoV-2, es contra la inconsciencia colectiva y la equivocada manera que tiene el hombre de relacionarse con los demás seres vivos y el planeta. La vacuna podrá aliviar cuerpos, pero no mentes enfermas que insisten en creer que tienen derecho a decidir cuánto tiempo y en qué condiciones deben vivir los demás seres que habitan este mundo.

Parece, por tantos excesos que se registran a diario, que todavía no se ha entendido la magnitud de la pandemia y mucho menos se han valorado las causas del problema. Tener que destinar tantos minutos y millonarias sumas de dinero para enviar un mensaje tan simple como que hay que lavarse las manos permanentemente, usar una mascarilla y conservar la distancia, pone en duda la posición privilegiada del homo sapiens en la pirámide evolutiva. Pese a tan global y grave daño causado por el patógeno, en sitios donde la curva de infectados y muertos ha cedido han tenido que regresar a la cuarentena, entre otras cosas, porque también hombres y mujeres regresaron a comportamientos equivocados.

Lo diferente que se espera en los humanos no solo es en lo social, también en lo productivo hay que corregir el rumbo. Hay cambios urgentes por implementar en la alimentación, en la forma como se cultiva la tierra, en la distribución, procesamiento y comercialización de alimentos. Hoy es la COVID-19, pero un nuevo coronavirus podría estar a la vuelta de la esquina, tal vez más letal, por eso la solución no es la vacuna, lo que hay que hacer es replantear tantas conductas nocivas que están provocando daños irreparables.

El planeta y Colombia es un mundo de oportunidades, tristemente desaprovechadas por la errónea manera de plantear el desarrollo de los territorios, poblada de desigualdades y un desaprovechamiento inexplicable de las bondades que otorga la democracia que predomina. La pandemia también desnudó muchas falencias en cuanto a la calidad y actualización de los sistemas de información estatales, muchas ayudas humanitarias no llegaron a sus destinatarios por este motivo y en varias zonas las bondades de los decretos presidenciales no se conocieron por la misma razón. El virus multiplicó la desconfianza de los colombianos en las organizaciones públicas y otra vez la salud demostró estar presa en una estructura ineficiente e inequitativa.

Ojalá aparezca pronto la anhelada vacuna y con ella un respiro para repensar qué tipo de desarrollo quieren y necesitan los territorios, tal vez allí sí hayan curas para tantos males que como el coronavirus han demostrado que el hombre es débil y vulnerable porque así lo ha elegido.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net