Opinión / JUL 05 2020

Las migajas para el pueblo

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Un gobierno repartiendo migajas y el pueblo confinado a su suerte refleja la cruda realidad de nuestro país. Las políticas del gobierno para atender la emergencia son totalmente contrarias a las necesidades y requerimientos de sus ciudadanos; a raíz de estos desaciertos estamos viendo permanentemente a los niños, jóvenes, adultos, ancianos, empresarios, campesinos, artistas, cultores, vendedores ambulantes, empleados y desempleados, cómo sufren las consecuencias de las pésimas decisiones; dicho de otro modo, en Colombia son muy pocos los que se  salvan de sufrir el rigor de la recesión económica generada por la pandemia; mientras el presidente Duque, como máximo timonel, capitán, o más bien capataz de la finca que cree estar administrando, se muestra en televisión como el gran presentador maquillando las cifras que nos entrega día tras día.
 

Cifras que para nada cuadran, en el estudio realizado por el observatorio fiscal de la Pontificia Universidad Javeriana; según lo manifestado por el gobierno han sido destinados $117 billones para atender la emergencia, pero este análisis advierte que  “no hay cuentas claras con respecto a cómo se han utilizado y, sobre todo, hay una ausencia total de un plan concreto de gasto, peso por peso, de estos billonarios recursos”; según cifras entregadas por el ministro Carrasquilla, son $29 billones los destinados por Duque para atender la pandemia, de los cuales solo se han ejecutado $3,6 billones y de estos, $2,3 han ido a parar a los bancos; por otra parte, el observatorio fiscal de la U Javeriana advierte que si el gobierno no apropia mecanismos claros para explicar en qué se están gastando los recursos, se incurre “en un comportamiento potencialmente ilegal”; ante estas inconsistencias, lo que nos resulta inconcebible es que el pueblo esté sufriendo mientras Duque tiene la plata guardada.

A este panorama se le agrega que tenemos un sistema de salud colapsado, en donde los médicos y personal de la salud se encuentran con bajos salarios y muchos de ellos muriendo por no contar con elementos de bioseguridad; millones de colombianos están aguantando hambre y miles entre pequeños y medianos empresarios cerrando sus negocios asfixiados por no tener con qué pagar los servicios públicos, los arrendamientos y a sus empleados; paradójicamente tenemos a un presidente maquillando las cifras a la par que se estrena como presentador de televisión, a costa de millonarios contratos diseñados para posicionar su imagen; probablemente asegurando puesto para dentro de dos años cuando se quede desempleado y por obra de la justicia, sin padrino político. 

En países como España, Francia, Irán, Canadá, EE. UU., Brasil y Perú se viene entregando una renta básica a sus ciudadanos, al igual que se pretende hacer en Kenia, Argentina, México, El Salvador, entre otros; mientras en Colombia, el Senado hunde el proyecto de renta básica y el gobierno sigue guardando la plata y repartiendo al pueblo las migajas.  

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net