Domingo, 21 Jul,2019
Opinión / JUN 20 2019

Libre desarrollo de la personalidad

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Empiezo la reflexión de este escrito con el artículo 16 de la Constitución Política de la República de Colombia —1991—, que establece: “Todas las personas tienen el derecho al libre desarrollo de la personalidad sin más limitaciones que las que imponen los derechos de los demás y el orden jurídico”. Y la jurisprudencia constitucional colombiana dice: “El libre desarrollo de la personalidad constituye un derecho, que ha sido recogido por la Constitución Política de Colombia, a partir del cual se le confiere a toda persona la posibilidad de establecer autónomamente su plan de vida.

Este derecho ha sido abordado por la Corte Constitucional colombiana ampliamente, de aquí que en el presente artículo se presente un esbozo de las principales decisiones producidas por este órgano, fundamentado en una revisión jurisprudencial, a los fines de establecer su contenido, alcance, límites y formas de protección, así como su comportamiento como principio axiológico que informa todo el orden jurídico colombiano”. Con base en lo anterior, hago un cuestionamiento en torno a estas definiciones que si se miran bien, propenden por un buen comportamiento, por un proyecto de vida y quién va a querer un proyecto de vida con drogas, licor, mal ejemplo, no; se busca lo mejor, el bienestar personal, familiar y social y como si fuera poco, habla de un buen comportamiento axiológico y se sabe que la axiología es el estudio de los valores, es decir que lo que se busca con el desarrollo de la libre personalidad, es nada más y nada menos, que la proyección de valores en todos los ambientes donde se desarrolla el ser humano; valores como el respeto, la tolerancia, la responsabilidad, la honestidad, la coherencia entre otros, de manera que tenga una conciencia moral que respalde lo que dice con el ejemplo. Y, ¿a qué quiero llegar con todo esto?, obviamente a la noticia que no le cayó nada bien a la gran mayoría de las personas del país, cuando la Corte declaró inconstitucional la medida del Código de Policía que multaba a los ciudadanos por consumir droga y licor en espacios públicos, admitiendo el libre desarrollo de la personalidad. Cómo es posible que no se tuvo en cuenta la reducción del microtráfico, la conciencia que se estaba creando en algunos jóvenes frente al consumo de estupefacientes y el mal ejemplo que se le daba a los niños en parques, en los barrios y lugares públicos.

Siempre he estado convencida que son más las personas buenas y el bien tiene que primar por encima del mal; como docente formadora en valores éticos, morales, religiosos, cívicos, hago un fuerte llamado a los ciudadanos de bien, para que formen a los hijos con valores.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net