Martes, 28 Ene,2020
Opinión / NOV 22 2019

Libros nuestro

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El tiempo nos asedia. Es inmisericorde con los humanos, sus ideas y sus actos. Hoy se posesiona un gobernante y mañana, en un rato, no queda rastro de sus proyectos e ilusiones.

Hace diez años la directora de Cultura del Departamento, una excepcional funcionaria, la calarqueña Gladis Sierra Parra, con el aval del gobernador Julio César López Espinosa, lideró la consolidación del Encuentro Nacional de Escritores Luis Vidales, la configuración de política pública sobre lectura y escritura, la creación de la Biblioteca de Autores Quindianos y la construcción y adecuación de la biblioteca departamental. 

La biblioteca departamental, la idea, fue saboteada por la diputada de la época Sandra Paola Hurtado, quien se opuso en la duma a la adecuación del edificio del Club América para ese fin. Luego, ningún gobernador ha querido cumplir con el mandato legal de crear en el Quindío esa instancia de cultura y patrimonio. 

Al final, no entienden el gobernador y menos sus secretarios de cultura lo que reflexionaba  Marguerite  Yourcenar en las  memorias inventadas del emperador Adriano: “El verdadero lugar de nacimiento es aquel donde por primera vez nos miramos con una mirada inteligente: mis primeras patrias fueron los libros”.

La Biblioteca de Autores Quindianos nació como un proyecto colaborativo. Lo primero fue pensar que la gobernación debía financiar la parte estructural, y que la universidad Quindío podía concurrir con su asesoría e investigación académica, a través del programa de español y literatura, y de la editorial, que imprimiera y respaldara las publicaciones.  

Con la vinculación de la universidad del Quindío, orientada por el rector Alfonso Londoño Orozco, quien dispuso el apoyo, se logró el mayor acierto de este proyecto en su creación, que fue la participación del escritor y profesor Carlos Alberto Castrillón, quien ha marcado durante casi 9 años el concepto de una colección de libros, que hoy es un paradigma en el país.

Cuarenta y dos títulos publicados, con el concurso de la Academia de Historia, y de los escritores del Quindío, aseguraron un logro notable para el Quindío. Se ha podido que la memoria, buena parte de ella, quede vertida en los libros publicados cada año.

Ahora, luego de que la secretaría de Cultura y la Oficina Jurídica excluyeran del proyecto editorial a la universidad del Quindío, la fundación Torre de Palabras asumió la responsabilidad de publicar diez títulos que van desde la poesía y la ficción hasta el ensayo sobre el origen de nuestros pueblos.

La Biblioteca de Autores Quindianos, que recibió continuidad por la actual administración del departamento, amerita una revisión para su supervivencia y efectividad. De una parte no puede excluirse al programa de literatura y lengua castellana de la universidad, solo porque en la secretaría de Cultura lo quieran así o porque un abogado, trepado en una cláusula, así lo determine; de otra, esta iniciativa requiere rediseñarse y articularse a un plan de lectura con las instituciones educativas del departamento.

El gobernador entrante, Roberto Jairo Jaramillo, debe comprometerse con la construcción de la biblioteca departamental, a través de regalías, y con este proyecto editorial, incluido en una estrategia integral de lectura. 

Para ello debe pensar, en sana lógica, nombrar a un secretario de Cultura de Calarcá. Jorge Humberto Guevara, Luz Eliana Cotacio, Carlos Arturo Patiño, o Isis Vélez, gestores culturales de la villa del Cacique, cualquiera de ellos, puede regresarnos al lugar de los sueños compartidos.

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net