Jueves, 14 Nov,2019
Opinión / OCT 22 2019

Los buenos o los malos

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Cuando se avecina el fin del proceso electoral para elegir gobernadores, alcaldes, concejales y diputados, los cuales regirán los destinos de más de 47 millones de personas en 32  departamentos y 1.122 municipios en Colombia, vemos como intentan perpetuarse en el poder familias que han convertido los departamentos y municipios en sus propiedades y el lugar de la corrupción que ha llevado a la pobreza y fracaso sus regiones, que a principio de siglo eran prósperas en lo urbano y lo rural. 

 

Hoy, esas mismas familias tratan de llevar a alcaldes, concejales, representantes a las asambleas y gobernadores con  el dinero mal habido, por el robo del erario y en otras situaciones peores con el dinero del narcotráfico, delincuencia organizada o grupos empresariales. Situaciones que le hacen un gran daño a todas las personas y familias en la región. 

En nuestro departamento vemos como resucitan alcaldes, concejales y representantes a la asamblea, tanto en el plan como en la cordillera, que ya estuvieron gobernando y que fueron un desastre en su función y en el desarrollo y prosperidad de sus pueblos, con  lemas que dicen ‘ahora sí lo haremos mejor’ y ‘llegó el momento’, sin ningún respeto por el ciudadano que sufre en el hogar, en sus ingresos y en su calidad de vida, por la mala labor de cada uno de ellos. 

El proceso de elección es una situación que afecta a todos, sin importar razas, religiones, estrato, zona urbana, rural, si es hombre, mujer, niño, adulto, etc. 

La elección de un mal representante produce un deterioro administrativo, un estancamiento   interrumpiendo y modificando los planes de desarrollo territoriales, lo que obliga a improvisar el del periodo, afectando la economía, la ingeniería y las ciencias sociales, creando caos y desorden, generado por la irresponsabilidad que tienen los partidos y los jefes políticos que venden los avales. 

La educación y conocimiento de quienes  llegan a los puestos de concejos y alcaldías es mínima, lo cual hace que estas regiones no prosperen, o que los 4 años se vayan en solo calentar el puesto o tratar de entender cómo funciona todo. Es triste ver en municipios de nuestro departamento concejales que llevan más de 20 años en el puesto con resultados totalmente negativos y donde el municipio tiene miles de problemas y atrasos. 

Seguramente habrán personas que dicen que no votan se llegan los mismos, los corruptos. Puede ser una decisión equivocada, ya que realmente hace es un efecto contrario permitiéndole al corrupto poder comprar o manipular a un grupo más pequeño. Vote por quien quiera, pero ejerza su derecho. Estoy seguro de que no todos son malos, que de cada 10 colombianos, 9 hacemos las cosas bien, y no creo que se a usted. 

www.humbertoduranvera.org


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net