Opinión / DIC 12 2019

Navidad sin pólvora

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Por este tiempo son muchas las campañas que se hacen en contra del uso de la pólvora en estas fiestas decembrinas; entre ellas está la de la Sociedad Colombiana de Pediatría, SCP, ‘Dile no a la pólvora’, que busca persuadir a las familias en la no manipulación de juegos pirotécnicos, pues las consecuencias que traería esta actividad pueden llegar a ser mortales, no solamente entre los adultos, sino que se pondría en riesgo la vida de nuestros niños y adolescentes.

Año tras año, el mayor número de personas que presentan secuelas graves por el uso de los fuegos artificiales en el país son los más pequeños. La idea es poder lograr bajar los índices de quemados entre la población infantil y adolescentes o incluso erradicarlos, haciendo un llamado desde la agremiación pediátrica más grande de Colombia a los padres de familia y cuidadores. Las razones expuestas por nuestros especialistas son considerables, entre otras:

–El uso de pólvora puede generar quemaduras en cualquier parte del cuerpo, pero si son en el rostro, el dolor causado es mayor y puede generar desfiguración.

–Ocasiona trastornos sicológicos por el cambio de apariencia y hospitalizaciones prolongadas, sumados al sufrimiento familiar.

–Daño funcional por la retracción de la cicatrización como es el caso de las manos, articulaciones, boca y párpados.

–Infecciones provocadas en las partes de las quemaduras, las cuales pueden conllevar a la muerte.

–Ceguera total o parcial por quemadura de córnea.

–Llegar a requerir un trasplante de hígado por ingerir algún tipo de fuego artificial.  

     El consejo que quiere brindar la Sociedad Colombiana de Pediatría es disfrutar estas fechas en familia y sin desgracias, logrando dibujar sonrisas y momentos felices junto a nuestros seres queridos y especialmente, entre nuestra infancia y adolescencia. Son momentos especiales para compartir, dar y recibir, y ser felices; no precisamente para lamentar.

Así pues que vivamos estas fiestas sin pólvora, de la mejor manera, disfrutando en familia como lo recomienda el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría, el gobierno nacional y local, la secretaría de Salud, la Policía Nacional, la iglesia, entre otros. No queremos un quemado más y mucho menos en el departamento del Quindío. Felices fiestas.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net