Martes, 22 Oct,2019
Opinión / SEP 23 2019

Partidos y candidatos o empresas

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

De bastante tiempo hasta hoy se habla de convertir a los partidos en empresas electorales, y se acepta que esas instituciones como organizaciones deben tener en la modernidad una estructura acorde con la misión, visión y fines estratégicos que tracen quienes aspiran a representar a un sector de la población bajo las banderas y la ideología de cada agremiación.

Pero entendíamos que se debía colocar una estructura operativa y administrativa al servicio de las ideas que son el fundamento de una concepción política, que ese mecanismo para arbitrar y administrar recursos apenas si es la necesidad para el predicar las ideas de cambio, de igualdad, o las de izquierda, de derecha o centro, y poder realizar la actividad proselitista pertinente. A tal punto se cree necesario que para evitar la cooptación por dineros de dudosa procedencia el Estado colombiano estableció la financiación de campañas con anticipos y reintegros  de una suma de dinero por voto a favor del candidato. Y fue más allá permitió el reconocimiento de dineros a los partidos como organizaciones para que su estructura funcione y nos es poco el monto.

Esto unido al hecho que quien presenta su nombre es para servir a la comunidad, no es para enriquecerse, quien actúa en la vida pública es para trascender y mejorar la vida de los demás, es para representar los intereses de los votantes. Muchos deben colocar su tiempo y labor, por ello cuando llegan a esas posiciones los pagos a sus labores son mejores que los del promedio de los colombianos, es cuando no se entiende que no exista coherencia con lo que se predica y lo que aplica.

Ya se oye la renuncia de unos candidatos en favor de otros o simplemente porque creen no tener posibilidades, y uno se pregunta: ¿Renunciaron a las ideas y propuestas, y ya se volvieron compatibles? No de se desechan las alianzas por un fin mejor para las comarcas, pero si queda el mal sabor de la entrega de las banderas y la traición ideológica cuando se renuncia y se adhiere inmediatamente.

Y mas hoy cuando anuncian que ya incurrieron en gastos por la recolección de firmas o por los avales, y saltan los rumores de reconocer los gastos de quienes novan, como si esto fuera un mercado donde se reconocen gastos, o los individuos o partidos se convirtieron en profesionales de la consecución de votos que cobran por esa labor y es su profesión. Sería triste pensar que eso es más que una macondiana idea de muchos de nosotros, porque no solo se traiciona a la ideología sino a la ley.

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net