Opinión / JUL 14 2020

Plataformas para el campo

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Cuando el mundo está siendo afectado por una pandemia de gran escala y la ciencia trabaja a todo vapor desde principios del año en la búsqueda de una vacuna, la cual está muy cerca de ser desarrollada en diferentes países y empresas farmacéuticas. En momentos en que las empresas y el empleo se han visto golpeados, uno de los sectores que emerge, que no ha parado y que es necesario para la supervivencia del ser humano es el campo. Ahora el campo debe pasar a otro nivel, especialmente llegar a los mercados internacionales para lo cual es necesario que el gobierno lo modernice para aumentar la productividad y la competitividad que se ve afectada por falta de vías de transporte. Colombia tiene 40 millones de hectáreas productivas y solo 175.000 kilómetros de vías terciarias donde un 10 % de ellas están en buen estado. 

La conectividad debe convertirse en un aspecto clave de los negocios. Es básico tener un estatuto tributario adecuado que impulse a la creación de empresas agrícolas, más líneas de financiación sin intermediación de los bancos por medio de entidades del Estado, asesoría y acompañamiento. 

Al campo hay que darle un salto cuántico en este momento. Que permita unir los encadenamientos productivos, la inversión del Estado y los mejores procesos de tecnificación global en cada zona productora. Los cultivos de hoy deben usar tecnologías como la nanotecnología en vez de gallinaza, que ya se usa en fertilizantes en Colombia y reduce el uso de químicos, dando mayor tamaño y fortaleciendo los cultivos de plagas, reduciendo la aplicación de fertilizantes de cuatro veces por mes a una. Se requiere usar tecnología como el monitoreo de cultivos en la nube, que es una buena oportunidad para emprendedores en la creación de empresas de servicios de monitoreo y pronóstico de cultivos, reduciendo desperdicios, el uso de insumos, haciendo estimaciones del clima, plagas, entre otros. Deberá aprender a usar plataformas de decisiones para la agricultura como la Watson, desarrollada por IBM, que le brindará una mejor labor. Pero el Estado debe comenzar a hacer procesos de planificación territorial y tener una política fiscal que permita seguridad, titulación de predio a campesinos y víctimas del conflicto. Los nuevos empresarios del campo deben estar unidos a la tecnología desde su celular con toda la información de sus fincas. Utilizando georreferenciación, los mapeos digitales, análisis espacial, drones, aviación tripulada, big data, blockcchain, etc. Un ejemplo son 23 familias víctimas de la violencia del Valle del Cauca, que vienen exportando ají a Norteamérica, Europa y Asia, o la plataforma que une a campesinos con restaurantes y compradores de ciudades como la startup Frubana. Hoy, ¿sera que así podemos enfrentar el desempleo rural y urbano?

 

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net