Viernes, 18 Oct,2019
Opinión / SEP 18 2019

¿Quiénes serán los elegidos?

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Siguen visibles las conductas privadas con tendencia a infierno que obligan a quienes aspiran a gobernar a ser ejemplo público desde la concepción de la familia, por sus comportamientos con ella y la honradez, que debe estar afinada por modales que enseñen y que puedan ser paradigmas ante  la sociedad,  en los territorios que los candidatos quieren administrar. La vida privada es algo así como un microcosmos de la vida pública.

El peligro que representa para  el departamento del Quindío y el municipio de Armenia una mala elección de gobernantes  parte de quiénes sean las personas elegidas y  si nos volvemos a equivocar, nos jodemos todos. Llevamos  19 años consecutivos con lo peor de lo peor. Salvo el paso de Julio César López Espinosa  por el gobierno del territorio quindiano, el tiempo corrido de este siglo ha sido un desastre para el departamento.

Malos administradores públicos, gobiernos ineptos y corruptos, politiquería a granel, despilfarro de los dineros públicos, o como en esta última administración sometida sospechosamente a foráneos tales  como Fernando Medellín y Guillermo Casasbuenas, este último un convencido de su sabiduría y quien no hizo sino atrofiar programas de funcionarios idóneos opacados por el contratista de marras que el gobernador Osorio nos trajo ante ‘la escasez’ de profesionales de aquí. Hasta para el protocolo se trajo a una señora de Medellín que no conocía sino al gobernador, amén del sanedrín de Faro, los niños del colegio para el coro oficial. 

Ni que decir del jefe de contratos que operó en esa cosa que llaman de vivienda creada por Sandra Paola y que la administración departamental de nuestro amigo el padre Osorio dejó para satisfacer intereses de Pacho Valencia, mentor económico, con Ánuar Oyola, de las candidaturas del ingenuo de Carlos Mario y de nuestro mandatario territorial.

Salvo Luz Helena Mejía, exenta de culpas por la Procuraduría, los funcionarios que nombró el gobernador y   que pertenecieron  a la  administración de Luz Piedad Valencia, hicieron su representación hasta el final, cuando el juego le permitió  a la camarilla de la mala historia tener para octubre candidato a la gobernación. ¡Ya veremos!

La dependencia y el servilismo se incrementaron durante los últimos cuatro años. Nos siguió yendo mal y por eso tenemos que ser temerosos, pero ante todo, cuidadosos al votar el próximo 27 de octubre cuando nos estaremos saliendo del último desengaño de los primeros 19 años de este siglo XXI.

Es urgente encontrarle un valor intrínseco al trabajo profesional de administrar lo público. Con honradez, cero corrupción, dignidad, respeto a las instituciones y sin la manipulación de grupúsculos inéptos como los que han sido acogidos por el gobierno en este  cuatrienio. 


@jorgelieceroroz


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net