Opinión / MAY 25 2020

Reapertura con renta básica I

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Al tiempo que se da a conocer la decisión por parte del presidente Duque de generar una nueva extensión que ampliaría por una semana más el confinamiento y la intención de establecer la reapertura gradual de algunos importantes sectores de la economía, surgen propuestas por parte de líderes políticos y de la sociedad civil.

Los mandatarios locales hacen sus ajustes para la reapertura articulados con el gobierno central, como lo expresa el alcalde de la Armenia, el confinamiento está llegando a un punto insostenible, la reapertura es necesaria; con lo cual recalca que el éxito de la recuperación de la vida productiva y de la reapertura gradual de la ciudad, dependerá de la disciplina de cada uno de los ciudadanos. Vemos algunos puntos en común entre los 2 mandatarios, como lo son: por una parte las reiteradas recomendaciones a que cada quien deberá tener en cuenta el lavado frecuente de manos, y por otro lado, ambos le trasladan la responsabilidad a la ciudadanía de asumir las medidas de prevención básicas y el llamado a la conciencia colectiva, ya que el coronavirus es una amenaza latente. ¿Y por parte de los gobiernos dónde queda la solidaridad con el pueblo y la solución a los problemas estructurales que nos está dejando esta pandemia? 

La ciudadanía salvo contadas excepciones, con su comportamiento ejemplar ha demostrado que es consciente de los cuidados que hay que tener para preservar sus vidas, y por el contrario vemos la poca o nula efectividad del estado de emergencia económica, social y ambiental por parte del gobierno, para solucionar la crisis que nos está dejando la pandemia; por lo que hacemos un llamado al presidente Duque a tomar una serie de medidas inmediatas en el marco de la reapertura: 

1. La salud debe ser un derecho fundamental y no puede seguir en manos de los privados, que ya han demostrado no tener ningún interés por el bienestar de los colombianos. 

2. No más llamados de atención; se debe poner ya en cintura a las empresas prestadoras de servicios públicos que en medio de la crisis han incrementado el valor de las facturas y en muchos casos, y sin ninguna contemplación, cortado el servicio a quienes no han podido pagar, afectando así drásticamente a la población colombiana. 

3. Es inconcebible que en medio de la crisis humanitaria estén aflorando como ratas saliendo de las alcantarillas, los inescrupulosos corruptos usurpadores de lo público; se debe reformar la justicia para endurecer las penas a los corruptos de cuello blanco y que la ley no siga siendo para los de ruana. 

4. No más privilegios para los banqueros y para empresas como Avianca, que en nada ayudan a solucionar la crisis, por el contrario y en aras de la reactivación gradual, se debe generar una renta básica a la población vulnerable y dar atención prioritaria a las Mipymes y en particular brindar atención humanitaria para quienes devengan el sustento para sus familias en medio de la informalidad.

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net